El otoño ha llegado para quedarse y con él las bajas temperaturas y las prendas de entretiempo, entre ellas las blazers, las favoritas de la reina Letizia. La consorte ha iniciado este martes su semana de trabajo en la Sede del CERMI en Madrid, donde ha sido informada de las actividades y nuevos proyectos que sirven como representación y defensa de los ciudadanos con discapacidad.

La blazer tiene la capacidad de darle a cualquier look un grado de formalidad y estilo cuando se necesita y en este caso era más que necesario. La mujer de Felipe VI se ha decantado por un sencillo y cómodo total look black compuesto por un pantalón sastre y jersey de cuello redondo al que, afortunadamente, le ha dado un toque de distinción gracias a la americana oversize con un único botón de Sandro Paris que estrenó doña Letizia hace un año para el primer día de clase de Leonor y Sofía.

Artículo relacionado

Letizia

La reina Letizia en la reunión con CERNI

Casa Real

Se trata de una blazer especialmente llamativa por la elección de los colores ya que combina a la perfección el estampado clásico a cuadros con líneas azules y rosas, que pertenece a la colección otoño/invierno 2018.

Si la primera y única vez que la hemos visto la acompañó por unas cómodas zapatillas, esta vez tampoco ha querido dejar atrás la comodidad y se ha decantado por los mocasines de piel en color negro de Hugo Boss y cartera de mano a juego de Carolina Herrera, de la que no se separa últimamente. El look perfecto para un día de trabajo, lo completaban el anillo de Karen Hallam y los pendientes estrellados de Chanel.

Cada vez es más habitual ver a doña Letizia con esta versión estilística cómoda y poco arriesgada. A lo largo de todo el año, la Reina se ha olvidado de llamativos estrenos y ha tomado una línea austera que poco o nada tiene que ver con el lujo de su vestidor.

Letizia
Casa Real