La reina Letizia (50 años) y el rey Felipe VI ( 55 años) coincidieron con la supuesta amante del príncipe Guillermo en una cena de estado que organizó la reina Isabel II en 2017. Ese año los monarcas españoles celebraban sus tres años en el trono y quisieron celebrarlo haciendo un viaje de Estado que los llevó por numerosos países, en cada uno de ellos departieron con la clase dirigente del país y las personas más influyentes y uno de esos destinos fue Reino Unido.

Artículo recomendado

¿Porqué ha 'desaparecido' la supuesta infidelidad del príncipe Guillermo a Kate Middleton de la prensa británica?

Kate Middleton y el príncipe Guillermo

En tierras inglesas fueron recibido por la reina Isabel II que no dudó en organizar un gran banquete de Estado para honrar a los reyes Felipe y Letizia. Se reunieron 150 personas, la anfitriona junto al duque de Edimburgo, el príncipe Carlos, la Duquesa de Cornualles, los Duques de Cambridge, el príncipe Harry, el Duque de York, los Condes de Wessex, la princesa Ana y su marido, el Vicealmirante Sir Tim Laurence, los Duques de Gloucester, el príncipe Michael de Kent y Lady Gabriella Windsor y entre ellos estaba la marquesa de Cholmondeley, la ex modelo que habría conquistado el corazón del príncipe Guillermo.

Isabel II y la reina letizia
Gtres

Así se desarrolló la velada de Estado en la que coincidieron la reina Letizia y Rose Hanbury

La que era amiga de Kate Middleton estuvo sentada al lado del príncipe Harry en el banquete en honor a los monarcas españoles, no hay constancia de que interactuara la reina Letizia y la marquesa pero seguramente sí que serían presentadas antes de sentarse a cenar. Destacó el look que llevó aunque no hay fotos oficiales donde se pueda ver, solo destaca una imagen que se ve a Hanbury de cuello para arriba, luciendo una tiara de flores.

Su presencia no pasó inadvertida para los medios británicos que destacaron la presencia de la marquesa de Cholmondeley. Esto sirvió para recordar el momento en el que la pareja nobiliaria saludaban a los actuales príncipes de Gales, antes duques de Cambridge, en un acto benéfico celebrado un año antes en East Anglia's Children's Hospices en Norfolk.

Para esta ocasión la reina Letizia lució un espectacular vestido rojo de Felipe Varela con la Tiara Flor de Lis y la cena tuvo varios guiños a la gastronomía española con jarritas de aceite de oliva y vinos elaborados en bodegas de España. El menú contó con estos platos: Trucha asalmonada al hinojo, Medallón de buey grand duc, Judías españolas y rábanos, calabacines salteados, patatas fondant. Y como postre, una tarta de chocolate amargo y frambuesas. En la mesa también quisieron que la decoración tuviera un tinte español y la adornaron con con unos claveles elaborados de azúcar.

Rose Hanbury, Kate Middleton y el príncipe Guillermo

Rose Hanbury, Kate Middleton y el príncipe Guillermo en 2016

GTRES

El caso 'Williamgate' consigue acallar a la prensa británica

La información acerca de la supuesta infidelidad del príncipe Guillermo y Rose Hanbury ha desaparecido de la web. No se sabe a ciencia cierta si la Casa Real Británica está detrás de este silencio, pero desde que se publicara la noticia y hasta la jornada actual, las menciones al romance extramatrimonial del hijo de Carlos III se ha esfumado de las cabeceras inglesas.

Artículo recomendado

Así es Rose Hanbury, la supuesta amante del príncipe Guillermo y ex amiga de Kate Middleton

Rose Hanbury, Kate Middleton y el príncipe Guillermo

Algo que sin duda hace que se ponga encima de la mesa la palabra "super-injunction" que es una ley de privacidad que permite, a las personas más poderosas del país, silenciar a los medios de comunicación para preservar la intimidad y privacidad de la persona que acude ante un juez al pedirla. La aplicación de esta herramienta legal le impide a la prensa confirmar o desmentir nada acerca del tema.

A pesar de todo el escándalo actual, la princesa de Gales no dudó en seguir cumpliendo sus funciones como miembro activo de la Casa Real Británica y acudió a Oxford House Nursing para celebrar el martes de carnaval con el equipo sanitario del centro. Ahí además de visitar a los profesionales que trabajan, quiso demostrar su habilidad para hacer el plato típico de ese día de carnaval, tortitas.