Ha llamado especialmente la atención que en las últimas semanas, la reina Letizia haya echado mano de su fondo de armario para vestirse. Ningún estreno a la vista, quitando el vestido blanco que lució con motivo de la apertura de las Cortes. Pero parece que todo tiene una explicación...

Su estilista, Eva Fernández, esta a punto de dar a luz a su primer hijo. Una situación de fuerza mayor que dejará a doña Letizia sin estilista, al menos, durante cuatro meses que dura la baja por maternidad. La mujer de Felipe VI tendrá que enfrentarse en las próximas semanas a esta tesitura anómala a la que tendrá que acostumbrarse ya que por el momento no parece que vaya a tener sustituta.

Artículo relacionado

Letizia y Eva estilista

En un principio podría parecer un problema menor pero no hay que olvidar que cada movimiento y elección de la Reina es mirada con lupa, por lo que no puede dejar nada al azar. Esto nos hace pensar que quizás las elecciones estilísticas de doña Letizia para los próximos meses ya estén más que seleccionadas por ambas. Pensando en lo que estaba por venir, ambas habrían decidido adelantar el trabajo. No hay que olvidar que la Reina tiene en agenda eventos de gran relevancia internacional como la visita a Estados Unidos el próximo mes de abril.

Sin embargo, será en el día a día, cuando haya que improvisar cuando la mujer de Felipe VI pueda patinar estilísicamente hablando. Algo que sorprendería enormemente ya que es conocido por todos su pasión por el mundo de la moda.

Eva y Letizia son además amigas personales. Las presentó un amigo en común, Matías Rodríguez, director de una agencia de estilismo y desde entonces forjaron una gran amistad. Por lo que a pesar del contratiempo, la Reina estará feliz de ver como la joven ha formado su propia familia.