La reina Letizia aterrizaba en Senegal esta madrugadaluciendo su working girl más sobrio y solo unas horas más tarde nos ha deleitado con un look de lo más colorido. La mujer de Felipe VI ha iniciado este breve periplo por el país africano en la inauguración del nuevo Instituto Cervantes que tendrá como objetivo promocionar la lengua y cultura españolas en África.

Artículo recomendado

La reina Letizia, con su working look más sobrio, es recibida con flores en Senegal

La reina Letizia, con su working look más sobrio, es recibida con flores en Senegal

De vuelta al estilismo de doña Letizia, nos ha llamado especialmente la atención verla con un look más propio de la primavera o el verano pero cabe recordar que la climatología en Senegal es de aproximadamente 28º. Para este primer acto oficial en el país africano, la Reina ha rescato un vestido fluido con llamativo print floral de Adolfo Domínguez que estrenó en 2018.

Especialmente favorecedor gracias a su corte wrap, mangas kimono, escote en V y cinturón a modo de fajín, la reina Letizia estaba sensacional. A diferencia del día de su estreno, en esta ocasión ha completado el estilismo con uno sencillos salones en color rosa empolvado de Lodi y para más comodidad ha preferido no llevar bolso.

Letizia en Senegal
Casa Real

La coleta, que se ha convertido en una de sus señas de identidad en los últimos tiempos, ha dejado al descubierto los pendientes que ha elegido para esta cita. Se trata de uno de sus favoritos, el modelo 'doble daga' de Gold&Roses confeccionado en oro blanco, los mismos que llevaba en el momento del aterrizaje en el país africano. Y, por supuesto, el anillo de Karen Hallam que no se quita desde hace años.

Este lunes, la reina Letizia pondrá punto y final a este viaje express a Senegal y será el próximo miércoles, 15 de diciembre, cuando reaparezca en compañía de don Felipe en la XVI Gala anual del Comité Olímpico Español (COE) en homenaje a los olímpicos de Tokio 2020.