¿Qué le pasa a Kate Middleton? Una operación, cuatro comunicados, varias certezas y una gran mentira

Kate Middleton se ha convertido en la noticia del momento; son tantas las incertidumbres acerca de su situación que ha generado la mayor crisis de la Corona británica de las últimas décadas

JC
José Confuso

Director digital de Lecturas

Kate Middleton
Gtres

Todo empezó con una alarma. La princesa de Gales iba a ser operada. ¿De qué? ¿Por qué? ¿Cuándo? Las preguntas llegaban por decenas desde todos los rincones del mundo. Una reacción no tan desmesurada si tenemos en cuenta la premura y el hermetismo. La Corona británica se enfrentaba a un hecho extraordinario que ha tenido, como no, consecuencias extraordinarias. Acto seguido otro comunicado pretendía invalidar el primero. El rey Carlos III comenzaba su tratamiento contra el cáncer. La Casa Real británica generaba un terremoto mediático. Uno de tal magnitud que dura hasta día de hoy. Y no, no es algo banal ni una exageración.

Podría pensarse que hemos llegado hasta aquí por una fotografía mal editada. O por un error humano hecho con la mejor de las intenciones. O por una consecución de malas decisiones que no tenía mayor trascendencia. Se podría, sí, pero sería un engaño. Lo que está pasando ahora mismo en el seno de la Corona británica tiene proporciones gigantes. Tantas que resulta complicado imaginar que no se hayan podido medir desde un primer momento. ¿Qué controles hay ahora dentro del equipo que rodea a los herederos al trono? ¿Quién toma las decisiones? Y, sobre todo, ¿qué está pasando realmente con Kate Middleton? Intentemos dar un poco de luz a este entuerto.

Kate Middleton, la cronología de una operación que ha terminado en crisis

Una operación abdominal. A mitad del mes de enero, el palacio de Kensington, residencia oficial de los príncipes de Gales, confirmaba que Kate Middleton había sido intervenida y que posponía todas sus apariciones pública durante las próximas semanas. Una operación que iba a mantener a la mujer del príncipe Guillermo durante dos semanas ingresada y de baja, aproximadamente, hasta después de pascua. No se ofrecían mayores detalles. ¿El motivo? La habitual privacidad que Casa Real británica sigue en todo lo relacionado con la salud.

El ámbito íntimo de Kate Middleton prevalecía sobre su condición institucional y la Corona cerraba filas. Todo parecía en orden. O, al menos, eso querían pensar. Nada más lejos de la realidad. Los ciudadanos británicos comenzaron a especular en cuestión de minutos. Tal fue la conmoción que el entorno de la princesa sí desmintió que se tratase de un cáncer. Ni un detalle más. Se desconoce, a fecha de hoy, de qué tuvo que ser operada Middleton y qué secuelas sufre a raíz de esta cirugía.

A partir de ese momento, el silencio. El príncipe Guillermo continuaba con sus obligaciones institucionales y la reina Camilla sustituía al rey Carlos en los compromisos debido al tratamiento contra el cáncer al que se está sometiendo. La ausencia de Kate Middleton pesaba a la monarquía. Como ocurre con la reina Letizia, la princesa de Gales es uno de los valores fuertes de la Corona británica. Uno de los miembros más queridos y más seguidos. La garantía de un futuro que, como ocurre en muchos casos, se mantiene en duda. Mientras tanto, Harry y Meghan Markle aprovechaban el momento para promocionar sus propios negocios. El tiempo, claro, es oro.

Artículo recomendado

El primer gran error en la ausencia de Kate Middleton

Pensaba Casa Real que había logrado mantener la calma cuando, sin aviso, el príncipe Guillermo se ausentaba de la misa homenaje a Constantino de Grecia. “Motivos personales”, alegaba el heredero a la corona. Rápidamente, todas las miradas volvían a Kate Middleton. ¿Había empeorado la salud de la princesa? Varios meses de baja son muchos meses para cualquiera. Más si se trata de la nuera del rey Carlos III. Las incógnitas cada vez son mayores y también las especulaciones.

La prensa comenzaba a deslizar teorías acerca de la intervención, del estado de la princesa y de su pronóstico. Las redes sociales ardían más que nunca. Ningún comunicado desde Kensington para aclarar nada. Tampoco, imaginamos, consideraban que esto iba a ser así. Hasta ahora, y no es algo exclusivo de los británicos, las Casas reinantes han sido poco dadas a ofrecer información sobre sus miembros. Tenemos muchos ejemplos en nuestro país como para sorprendernos.

Desde la ausencia de Guillermo todo ha ido de mal en peor. Lo que parecía una simple ausencia de comunicación terminaba en dos gravísimos errores que han generado una crisis de confianza -casi- sin precedentes. Y todo por una fotografía mal editada en una fecha que debía ser todo felicidad: el día de la madre. ¿En qué momento se les ocurrió a los príncipes de Gales que esto debía ser así?

La fotografía de Kate Middleton que ya ha pasado a la historia

Cuesta imaginar que cualquier decisión que emana desde lo más alto de una Casa Real no tiene el visto bueno de los propios implicados. Cuesta todavía más imaginar que existe alguien en su equipo que pueda terminar convenciéndoles de que algo no debe ser así. Recapitulamos. Con motivo del día de la madre en Reino Unido, Kate Middleton compartía una fotografía tomada, supuestamente, por el príncipe Guillermo, donde aparecía con sus tres hijos. Nada extraño hasta entonces.

Pasaban pocos minutos hasta que, desde redes sociales, comenzaban a indicarse los muchos errores de edición que tenía la imagen. Manos cortadas, fragmentos borrosos, cremalleras que no coincidía. Hasta veinte indicios de que la fotografía no era original. Las principales agencias del mundo optaban por retirar la imagen. ¿Qué estaba pasando? Quedaban pocas horas para que el príncipe Guillermo volviese a aparecer en público.

Cuando la bola de nieve ya se había hecho de proporciones extremas, Kate Middleton emitía un comunicado. Lo hacía a través de los perfiles oficiales de Palacio y admitía la culpabilidad en el retoque de la imagen. Como fotógrafa amateur, le gusta experimentar con los programas. No le había salido bien. En ningún momento se ofrecía la versión sin retocar de esta fotografía. ¿El motivo? Se desconoce.

Artículo recomendado

Las teorías que rodean al estado de Kate Middleton

Lo más sencillo, después de que no se facilite el original de la imagen, es que esta no existe. Tan fácil como ofrecer la realidad del estado de la princesa de Gales para que se deje de especular. No ha sido así. La Corona británica se encuentra en una espiral que no parece tener fin. Poco después del comunicado se filtraba una supuesta imagen de Kate Middleton junto al príncipe Guillermo abandonando su casa para acudir a un evento privado. Una fotografía que pronto se databa desde redes sociales como de las pasadas Navidades. ¿Volvía a mentir la Corona?

La crisis institucional que se ha generado en Reino Unido es impresionante. El mundo entero se encuentra preguntándose qué le ocurre a Kate Middleton y por qué todo este secretismo sobre su verdadero estado. ¿Fin de su matrimonio? ¿Renuncia al trono? ¿Algo grave le pasa a la princesa? Solo una aparición física de Kate Middleton calmaría los ánimos pero tampoco parece que esto vaya a pasar en breve. Y eso que no es la Casa Real británica la menos dada a improvisar salidas de sus miembros más conocidos para sorprender a los ciudadanos.

El escándalo de Kate pasa factura y es todo muy difícil de olvidar. Ni siquiera las vacaciones de la reina Camilla o la ausencia del rey Carlos ha logrado rebajar la presión mediática sobre los príncipes de Gales. Al final, la comunicación acerca del estado del monarca está siendo mucho más lógica y acorde que la que se ha realizado sobre la salud de Middleton.

Artículo recomendado

¿Y si todo acaba con el príncipe Guillermo?

La fobia del hijo del rey Carlos a los medios de comunicación no es algo nuevo. El hijo de la desaparecida Diana de Gales culpa a la prensa de la muerte de su madre. Algo que no ha logrado nunca disimular. Pese a su carácter e imagen afables, Guillermo se blinda ante la información. Prefiere tratarlo todo en la intimidad de palacio aunque sea ya imposible hacerlo. La monarquía del siglo XXI nada tiene que ver con la de cuando sus padres eran príncipes de Gales. Para lo bueno y también para lo malo.

Hay quien ya señala al heredero al trono como último responsable de todo. Con el príncipe Harry en Estados Unidos y alejado completamente de la Corona, solo queda Guillermo. ¿Se podía permitir la Casa Real británica un escándalo de estas proporciones? ¿Puede asumir una bajada de popularidad de sus dos figuras más populares? ¿Es esta una crisis que puede acabar llevándose por delante su futuro? Si algo ha sabido la Corona británica ha sido, sin duda, superar conflictos y escándalos. Y por lo que parece, podrían volver a lograrlo de nuevo.

Quedan todavía muchos capítulos por escribir sobre esta crisis. Posiblemente, una de la que no terminaremos sabiéndolo todo. Eso sí, mientras tanto, ¿qué ocurre dentro de los muros de palacio? ¿Está Kate Middleton tan afectada como se asegura? ¿Hay crisis sentimental entre los príncipes de Gales? ¿Cuándo se producirá la esperada aparición? Kensington no asegura que Middleton pueda estar recuperada para el Trooping the Colour. Hablamos de junio. Queda mucho por delante.
 

Loading...