El príncipe Harry está esforzándose por mostrar su mejor cara en los juegos Invictus que se celebran en La Haya. Más allá de su polémica entrevista, en la que sus palabras sobre su abuela no han dejado indiferente a nadie, el duque de Sussex ha intentado mostrarse cercano con todos los presentes en un evento al que tiene un especial cariño, ya que fue él quien los creó. Tanto es así, que el marido de Meghan Markle incluso no ha dudado en bromear sobre su futura calvicie.

Artículo recomendado

Isabel II abre la puerta a una reconciliación con Meghan Markle y el príncipe Harry con esta invitación

Isabel II abre la puerta a una reconciliación con Meghan Markle y el príncipe Harry con esta invitación

Al igual que su padre, el príncipe Carlos, y su hermano, el príncipe Guillermo, Harry ha experimentado una pérdida de cabello en los últimos años. No obstante, lejos de mostrarse acomplejado por ello, el duque de Sussex se lo toma con humor, tal y como ha demostrado en un programa de televisión holandés.

Harry Meghan

El príncipe Harry y Meghan Markle, durante los juegos Invictus

GTRES

Todo ha tenido lugar cuando el atleta holandés Bart van der Burg se maquillaba frente al espejo. Tirando de humor, el duque bromeó sobre que todavía tenía mucho que hacer por una parte de su cabeza. Un comentario ante lo que el deportista le contestó que no pasaría mucho tiempo antes de que también se quedara clavo.

Fue en este momento cuando el príncipe Harry dejó claro que es algo que se toma con mucho humor. “Ya estoy condenado”, bromeó el duque de Sussex sobre la posibilidad de quedarse sin pelo en el futuro.

Artículo recomendado

El príncipe Harry habla por fin de cómo fue el breve encuentro con la reina Isabel II

El príncipe Harry habla por fin de cómo fue el breve encuentro con la reina Isabel II

Esta no es la primera vez que un miembro de la casa real británica bromea sobre su pérdida de pelo. Es más, en septiembre de 2017, el duque de Cambridge aprovechó su encuentro con unos peluqueros durante su llegada a un acto para asegurar: “No tengo mucho pelo, no puedo darte muchos negocios”. Unas palabras con las que tanto Harry como Guillermo demuestran que es un tema que no les preocupa en absoluto, aunque en el caso del duque de Sussex se llegó a rumorear que se había sometido a un tratamiento capilar para que esto no ocurriera.