Hace unos días el príncipe Harry y Meghan Markle recibieron infinidad de críticas por el elevado coste de la reforma de su casa. La remodelación de Frogmore Cottage, realizada con dinero público, ha ascendido a 2,7 millones de euros. Ahora se ha sabido que no son los únicos que han destinado el dinero de los contribuyentes a la reforma de su hogar.

Artículo relacionado

El príncipe Guillermo y Kate Middleton tampoco se han cortado a la hora de invertir en hacer cambios en su residencia. Algo más de un millón de euros es lo que han gastado los duques de Cambridge en pavimentar el camino de entrada al palacio de Kensington.

Desde la residencia oficial de Guillermo y Kate justifican el gasto asegurando que el camino estaba muy deteriorado y que suponía un peligro para las personas que acudían allí, ya que podían tropezarse. Para evitar disgustos mayores han querido invertir parte del dinero que los británicos destinan a la Familia Real en este arreglo.

Hay que recordar que aunque ahora son los duques de Sussex los que están en el punto de mira por la reforma de su casa, los duques de Cambridge en su día gastaron una cantidad mayor. El príncipe Guillermo y Kate Middleton invirtieron en la remodelación de Kensington Palace hace ahora cinco años una cifra que supera los cuatro millones de euros.

La idea era destinar a esta reforma un millón de euros, pero al tratarse de un edificio histórico tuvieron que seguir algunas normas de remodelación y de ahí que el gasto se multiplicara.