Era una de las imágenes más buscadas. La llegada del féretro de Isabel II a Buckingham Palace ha supuesto también el reencuentro de toda la Familia Real. El rey Carlos III y la reina consorte recibían los restos mortales de la monarca junto a los príncipe de Gales y también los duques de Sussex. El príncipe Harry y Meghan Markle acudían hasta palacio en coche minutos antes de la llegada del féretro. Primera vez desde la proclamación que los duques y el ya rey se veían en privado. Una imagen ha delatado este encuentro al mundo entero.

Artículo recomendado

El príncipe Harry y Meghan Markle se unen al rey Carlos y a la familia real para velar a la reina en Buckingham

El príncipe Harry y Meghan Markle se unen al rey Carlos y a la familia real para velar a la reina en Buckingham

El príncipe Harry y Meghan Markle, juntos y de la mano, hacían su primera aparición en Reino Unidos a iniciativa del ya príncipe de Gales. Guillermo animaba a la pareja y a su mujer, Kate Middleton, a salir a saludar a los miles de ciudadanos congregados a las puertas de palacio desde que se conociese la noticia del fallecimiento de la reina Isabel II. Desde entonces, no habíamos podido volver a verles hasta este pasado martes.

Los duques de Sussex acudían hasta Buckingham para reunirse con la Familia Real a la espera de la llegada del féretro de Isabel II acompañado por la princesa Ana. La pareja, de luto y con semblante serio, llegaba en coche al palacio y se reunía con el rey y la reina consorte y los príncipes de Gales en una ceremonia privada cargada de emoción. Tan solo una imagen hemos podido ver de este esperado reencuentro.

Principe Harry Meghan Markle Rey Carlos
Getty

Los duques acompañan al rey Carlos, cabizbajo, en las escalinatas de palacio bajo la atenta mirada de los miembros de la guardia. Son, sin duda, días complicados para todos los miembros de la Familia Real. A la férrea agenda del monarca y la reina consorte se une la tremenda pena por la pérdida de Isabel II. Este miércoles se procederá al traslado hasta Westminster donde se instalará la capilla ardiente para que todos los ciudadanos puedan ir a despedirse de la reina.