Hace tan solo unos días la Casa Real británica sorprendía al anunciar en un comunicado que el rey Carlos III (75 años) padecía un cáncer, del cual únicamente especificaron que se encontraba en tratamiento ya. Ello provocó que el príncipe Harry (39 años) cogiera de inmediato un avión y viajase desde Estados Unidos hasta Londres para reencontrarse con su padre. Sin embargo, el motivo real de este viaje no fue únicamente por la salud de su progenitor, sino más bien estaría relacionado con una cuestión institucional.

De este viaje se ha hablado mucho durante estos últimos días. Lo primero que sorprendió es que el hijo pequeño del monarca no estuviese más días junto a su padre, abandonando el país a las pocas horas de su aterrizaje y regresando a América junto a su esposa Meghan Markle y sus hijos. Además, el encuentro que tuvieron padre e hijo no llegó a la hora, alegando motivos de descanso tras haberse sometido a los diferentes tratamientos contra la enfermedad.

Artículo recomendado

Una familia británica se pronuncia sobre el príncipe Harry y Meghan Markle: así se refieren al hijo de Carlos III

Príncipe Harry

El verdadero motivo de la visita de Harry

Cuando la noticia de que el marido de Meghan viajaba a Londres vio la luz, saltaron todas las alarmas sobre el estado de salud real del rey británico. La relación entre ellos no era la idónea y, por ello, sorprendía a todos su rapidez en coger ese avión. Sin embargo, con el paso de los días se ha podido saber que no era por nada relacionado con su salud, aunque como hijo quisiera comprobar de primera mano cómo estaba su padre.

En la tarde de este domingo, la periodista Concha Calleja daba la clave en el programa ‘Fiesta’ sobre estas razones para viajar. “El motivo de Harry es institucional, no por la familia. Hay una crisis de salud grave donde dos de sus miembros de alto rango están ahora mismo fuera de circulación y se tiene que poner la maquinaria que se tiene que poner”, expresaba con relación a las ausencias de Carlos III y de Kate Middleton que también se encuentra en plena recuperación de su operación abdominal.

En cualquier caso, se ha abierto el debate sobre un hipotético caso en el que Harry pudiera reinar. “Cuando llaman a Harry, Guillermo sería tanto si abdica como si sucede algo, sería Guillermo el coronado y Guillermo necesita a su príncipe de Gales que no podría ser George con diez años y no puede tampoco Charlotte ni Louis, con quien tienen que hablar con Harry”, revelaba la periodista del programa de los fines de semana de Telecinco.

Artículo recomendado

El deseo del rey Carlos III tras la visita de su hijo Harry por el anuncio de su cáncer sale a la luz

Guillermo, Harry y Carlos

No obstante, la periodista ha recordado que Harry no fue expulsado de la familia real. “Harry no fue expulsado de la Casa Real, por los motivos que fuera él se fue”, aclara. “Harry sabía que iba a viajar ese día, le han llamado porque es un tema de estado, institucional, no es un tema familiar. A Harry se le requiere para que comparezca y se hablaran los temas que hablaran”, concluía Calleja. En cualquier caso, son muchos los hipotéticos escenarios que se han planteado aunque por el momento no haya mucho acuerdo.

El comunicado de Carlos III sobre su cáncer

La primera comunicación que realizó la Casa Real británica sobre el cáncer fue muy escueta y había muchas dudas al respecto. Por ello, han querido emitir otro comunicado dando más explicaciones sobre el tema. “Me gustaría expresar mi más sentido agradecimiento por los numerosos mensajes de apoyo y buenos deseos que he recibido en los últimos días. Como sabrán todos aquellos que han sido afectados por el cáncer, esos pensamientos amables son el mayor consuelo y aliento”, comenzaba el escrito.

Artículo recomendado

El motivo real que ha truncado el encuentro entre el príncipe Harry y su hermano Guillermo

Guillermo y Harry

“Es igualmente alentador escuchar cómo compartir mi propio diagnóstico ha ayudado a promover la comprensión pública y a arrojar luz sobre el trabajo de todas aquellas organizaciones que apoyan a los pacientes con esta enfermedad y sus familias en todo el Reino Unido y el resto del mundo”, proseguía el escrito sobre los motivos que habían buscado al compartir esta noticia.

Mi admiración de toda la vida por su incansable cuidado y dedicación es aún mayor como resultado de mi propia experiencia personal”, concluía el comunicado en el que el monarca inglés aparecía acompañado por varios enfermos del hospital. De esta manera, continúan dando la imagen de normalidad que están buscando desde el primer momento que se dio a conocer la enfermedad, sobre todo para poder ayudar a otras personas en esta lucha.