La monarquía europea se ha reunido este lunes 27 de enero en Polonia para conmemorar el 75 aniversario del fin de uno de los capítulos más negros de la historia reciente del viejo continente: la liberación del campo de concentración de Auschwitz- Birkenau. Un acto en Polonia al que han acudido los reyes de España, don Felipe y doña Letizia; Guillermo y Máxima de los Países Bajos; Felipe y Matilda de Bélgica; Victoria de Suecia; Hakoon de Noruega; y Carlos de Inglaterra.

Artículo relacionado

La solemne ceremonia ha tenido lugar en una carpa en el propio campo de concentración. Allí se ha rendido un sentido homenaje a las víctimas del Holocausto. En el acto, además, también han estado presentes algunos de los supervivientes. Ellos han sido los encargados de contar el horror que vivieron en Auschwitz ante la atenta mirada de los monarcas europeos. Un momento en el que la reina Letizia y Máxima de los Países Bajos no han podido evitar emocionarse.

Victoria de Suecia
GTRES

Antes de comenzar el acto, don Felipe y doña Letizia, que acudían por primera vez de forma oficial al lugar, han realizado una visita guiada por uno de los mayores centros de extermino nazis. Con gesto serio y muy abrigados, los reyes han recorrido el campo de concentración y han querido rendir homenaje a las víctimas para los que, en su memoria, han depositado una ofrenda de flores al igual que han hecho el resto de las casas reales europeas.

Artículo relacionado

Un acto en un contexto muy diferente en el que se reunieron los representantes de las diferentes casas reales. Fue el pasado octubre cuando todos los monarcas se vieron las caras en la coronación de Naruhito y Masako de Japón. En aquella ocasión, se trataba de una fiesta de celebración en el país asiático que nada tiene que ver con lo vivido este lunes 27 de enero.