De la misma forma que otras royals como Kate Middleton (41 años), la reina Letizia (50 años) o la mismísima Charlene de Mónaco (45 años) , el estilo de Máxima de Holanda (51 años) está muy definido. Apasionada de los colores vibrantes, la mujer del rey Guillermo no deja indiferente a nadie cuando se trata de sacar todas las alhajas del armario. Sin embargo, hay ocasiones como la de este jueves que recurre a los básicos que nunca pasan de moda.

Muy concienciada con todo lo que atañe a la salud mental, Máxima ha presidido una reunión con cuatro empresas relacionadas con el proyecto ‘Emprendimiento contra soledad’. Más allá de su trabajo, ha vuelto a copar titulares por su ya reconocidísimo look. La argentina ha recuperado un vestido de Massimo Dutti que comparte con la reina Letizia. Toda una sorpresa si tenemos en cuenta los estilos tan diferenciados de ambas royals.

Artículo recomendado

El traje de invitada +50 más elegante de Máxima de Holanda rejuvenece, hace tipazo y se puede copiar en H&M

Máxima de Holanda en Grecia
Máxima Holanda
GTRES

Se trata de un vestido de punto con largo midi en color burdeos, que presenta un ideal cuello alto, cuerpo ablusonado y falda con ligero corte evasé que se ajusta a la cintura creando un efecto dos piezas muy favorecedor. La prenda perteneció a una colección de edición limitada de la firma española, y tanto fue lo que gustó a nuestras royals que ambas lo han usado en repetidas ocasiones. Y no es para menos, ya que su versatilidad y elegancia no es discutible, y a la vista está que tiene la capacidad de adaptarse a todos los cuerpos y estilos.

En esta ocasión, Máxima ha arriesgado a la hora de combinar el que ya se ha colado en la lista de sus vestidos favoritos. En esta ocasión ha apostado por unas botas altas del mismo tono y un coqueto bolso de mano con hebilla dorada de la exclusiva firma Delvaux. No han faltado unos pendientes XXL también de color rojo.

Así lo ha llevado la reina Letizia

Este vestido rojo fue uno de los más aplaudidos del invierno de 2020 (y uno de sus favoritos). En cuestión de dos meses lo lució hasta en dos ocasiones, algo muy llamativo teniendo en cuenta el amplio vestidor con el que cuenta.

A diferencia de Máxima de Holanda que siempre le ha dado el protagonismo al diseño, doña Letizia le ha ido dando toques personales con los que ha logrado acentuar, más si cabe, su silueta. En marzo de 2021 añadió el cinturón de tipo fajín de Burberry que ya es un clásico entre sus complementos para ajustar todavía más la cintura del vestido. Todo un acierto. Además, optó por la combinación monocromática con zapatos de Magrit y bolso de Reliquiae en el mismo tono que el vestido. ¡Ideal!

Letizia

La reina Letizia con vestido de Massimo Dutti

GTRES