Kate Middleton y el príncipe Guillermo han querido unirse al sentimiento de tristeza de muchos ingleses después de que la presentadora de la BBC Deborah James haya fallecido este pasado martes 28 de junio a los 40 años debido a un cáncer de intestino. Los duques de Cambridge habían seguido muy de cerca la historia de la periodista, a la que Isabel II decidió concederle el título de Dama del Imperio Británico (Damehood) que el propio nieto de la monarca le entregó en persona en la vivienda de sus padres, donde se trasladó para pasar sus últimos días.

Artículo recomendado

El príncipe Guillermo protagoniza una emotiva visita a una presentadora de la BBC con cáncer terminal

El príncipe Guillermo protagoniza una emotiva visita a una presentadora de la BBC con cáncer terminal

En una extensa publicación de Instagram, su familia ha anunciado la peor de las noticias. “Nos entristece profundamente anunciar la muerte de Deborah James: esposa, hija, hermana y una mamá increíble. Deborah falleció en paz rodeada de su familia”, se puede leer en la mencionada red social, donde también han compartido cuáles fueron algunas de sus últimas palabras: “Encuentra una vida que valga la pena disfrutar, toma riesgos, ama profundamente, no tengas remordimientos y siempre, siempre, ten una esperanza rebelde. Y, por último, revisa tu caca, podría salvarte la vida”.

Kate Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo lloran la muerte de la presentadora de la BBC Deborah James

GTRES

Muy afectados por la triste noticia, Kate Middleton y el príncipe Guillermo han compartido esta publicación junto al siguiente mensaje: “Estamos muy tristes tras escuchar las desgarradoras noticias sobre Deborah. Nuestros pensamientos están con sus hijos, su familia y sus seres queridos. Deborah fue una mujer inspiradora e inquebrantablemente valiente cuyo legado perdurará”.

Artículo recomendado

Kate Middleton homenajea a las Fuerzas Armadas ¡subiéndose a un tanque!

Kate Middleton homenajea a las Fuerzas Armadas ¡subiéndose a un tanque!

Deborah James conmovió al Reino Unido por la gran valentía que mostró durante toda su enfermedad contra el cáncer, incluso tras conocerse que su enfermedad no tenía cura. Sin perder la sonrisa, la presentadora contó su experiencia con el objetivo de visibilizar y concienciar sobre la importancia de la investigación. Así, consiguió recaudar casi ocho millones de libras (casi 9 millones de euros) para luchar contra el cáncer.