Este pasado martes, Kate Middleton (41 años) y su marido, el príncipe Guillermo (40 años) tuvieron una jornada intensa de trabajo, múltiples compromisos que requerían su presencia. Por eso, los príncipes de Gales optaron por un look que les permitiera ir cómodos pero elegantes en todo momento, algo indispensable dada su posición.

Artículo recomendado

Kate Middleton y el príncipe Guillermo, grandes rivales en su última cita oficial entre rumores de crisis

Kate Middleton

El estilo elegante y sofisticado de Kate Middleton salió a relucir en esta jornada pasada, la princesa de Gales lució una falda de corte midi con estampado en blanco y negro, una elección bastante frecuente en la reina Letizia, que combinaba con un jersey de cuello vuelto en tono blanco también. La elección de la falda ha sido una sorpresa ya que la princesa ha optado adquirirla en Zara.

Kate Middleton en Gales

Look completo de Kate Middleton en Gales 

GTRES

Este diseño de corte midi con estampado de pata de gallo y una abertura en la parte frontal, quiso complementarlo con un abrigo de su firma de cabecera, Alexandre McQueen, en tono crudo y también de corte midi, con solapas que se abotona al frente y tiene decorados los puños con botones más pequeños. Siguiendo la gama cromática del blanco y el negro, optó por unos unas botas negras de la firma Gianvito Rossi, un bolso negro de Mulberry y guantes negros y pendientes de Heavenly London.

Kate Middleton y el príncipe Guillermo

Kate Middleton y el príncipe Guillermo en los jardines del centro de rehabilitación en Gales 

GTRES

El príncipe Guillermo y Kate Middleton tienen una agenda basada en el compromiso con la salud mental

Ajenos a los rumores acerca la posible infidelidad del hijo menor de Carlos III, los príncipes de Gales, siguieron con su apretada agenda, que en esta ocasión los llevó a Gales, lugar al que están vinculados debido a su nuevo título heredado tras la muerte de Isabel II. Su visita fue al centro de rehabilitación de Brynawel, cerca de Pontyclun, que se encuentra ubicado en el sur de Gales. Aquí las personas acuden cuando tienen problemas de adicción al alcohol y a las drogas.

Artículo recomendado

Kate Middleton encuentra en una fan centenaria la horma de su zapato

Kate Middleton de visita oficial

Las adicciones y la salud mental son temas que preocupan de cerca a la pareja real y no dudan en apoyar causas que dediquen sus esfuerzos a ayudar a personas que lidian a diario con este tipo de problemas. En el centro visitaron las instalaciones y conocieron a los trabajadores, que les explicaron cómo es la manera de proceder para ayudar a los usuarios, comprobaron que una de las técnicas que emplean es la jardinería y las actividades al aire libre como parte fundamental de la terapia.

Este tipo de actividades interesó en especial al príncipe Guillermo y a Kate, que no dudó en aportar su granito de arena, plantando unas semillas en el huerto del centro de rehabilitación. También estuvieron hablando con los usuarios del centro y sus familiares, para así tener una perspectiva real de las vivencias de cada uno de ellos. Los futuros monarcas apoyan desde su fundación a esta comunidad y desde hace unos años, la princesa de Gales forma parte de la campaña Action on Addiction, su labor es ayudar a las personas que quieran superar sus adicciones.

Kate y Guillermo en spinning

Los príncipes de Gales no dudaron en subirse a la bici de spinning y pedalear

GTRES

Kate Middleton y el príncipe Guillermo lo dan todo en una clase de spinning

Tras la visita al centro de rehabilitación, más tarde, los príncipes de Gales acudieron a un centro de ocio comunitario donde se promueve el deporte y el ejercicio como parte clave y fundamental para tener una buena salud mental. Su visita fue educativa y entretenida ya que no dudaron, ni Guillermo ni Kate, en subirse a las bicicletas de la clase de spinning y pedalear junto al resto de personas que se encontraban en clase en esos momentos.

Esta imagen poco habitual y divertida acerca mucho más a los herederos al trono de Inglaterra al pueblo, porque se involucran y demuestran naturalidad en sus visitas oficiales. Además, alejan así las polémicas acerca de la supuesta infidelidad del príncipe Guillermo a Kate Middleton, con la ex amiga de ésta, Rose Hanbury, y se muestran como un matrimonio feliz y unido que no duda en hacer actividades conjuntas. Antes de participar en la clase de spinning, el príncipe Guillermo ni se quitó la chaqueta, habían visitado el centro y las instalaciones mientras los encargados les explicaban con detalles cuáles eran sus principales funciones y veían como varios niños practicaban deporte.