El Mundial de Fútbol de Catar ya ha sido inaugurado. El pasado domingo, el país anfitrión disputó su primer encuentro contra la Selección de Ecuador y terminaron perdieron dos goles a cero. Desde un primer momento, esta competición ha estado marcada por la polémica debido a que en pleno siglo XXI en el país siguen vigentes leyes que atentan contra los derechos humanos y LGTBI. Muchos miembros de la realeza se han negado rotundamente a asistir a las gradas de los estadios, como Federico de Dinamarca, quien se ha mostrado implacable. Doña Letizia, por su parte, tampoco acompañará al rey Felipe el próximo miércoles 23 para presenciar el primer partido de España contra la selección de Costa Rica.

Este rechazo por parte de la realeza europea al Mundial no ha hecho otra cosa nada más que incrementar el interés en torno a Casa Real de Catar liderada por el jeque Tamim bin Hamad Al Thani.

Artículo recomendado

La reina Letizia da plantón al Mundial de Qatar: no acudirá a ver a la selección

La reina Letizia da plantón al Mundial de Qatar: no acudirá a ver a la selección

Tamim bin Hamad Al Thani es uno de los hombres más poderosos del mundo. Se formó en las escuelas más importantes de Inglaterra: Sherborne School, el Harrow School y la Royal Military Academy Sandhurst (academia a la que también ha ido el príncipe Guillermo). En el año 2005, sin pensárselo dos veces, decidió fundar Qatar Sports Investments, la empresa que le ha llevado a tener el control absoluto del PSG (equipo en el que juegan grandes estrellas del fútbol como Sergio Ramos, Leo Messi y Kylian Mbappé entre otros muchos) a través de un representante, el presidente Nasser Al-Khelaifi.

La fortuna de la familia ha sido uno de los temas más comentados desde que decidieran disputar el Mundial de Fútbol en Catar. Las inversiones de Tamim bin Hamad Al Thani han llamado especialmente la atención ya que se codea con grandes gigantes en el mundo empresarial como por ejemplo British Airways, Barclays Bank, Volkswagen, Harrods y un largo etcétera. Tal y como ha asegurado 'The Guardian', la familia real catarí tiene más propiedades en Londres que la propia Casa Real de Inglaterra. Tanto, que su fortuna ascendería ya a los 450.000 millones de dólares.

Artículo recomendado

Dónde ver todos los partidos del Mundial de Qatar 2022: canales y precios

Dónde ver todos los partidos del Mundial de Qatar 2022: canales y precios

Sin embargo, su lado más personal es lo que más ha sorprendido. El jeque tiene tres esposas y, según la ley islámica, puede llegar a tener hasta cuatro siempre y cuando todas sean tratadas de la misma manera, reciban los mismos regalos y la misma atención por parte de Tamim bin Hamad Al Thani También, cabe destacar que tiene 13 hijos (siete varones y seis niñas) y tan solo uno de ellos será nombrado su sucesor cuando cumpla 18 años y, por tanto, heredero del trono catarí.

casa real española y catarí

Don Felipe y doña Letizia con los miembros de la Casa Real de Catar.

Gtres

Artículo recomendado

Felipe de Bélgica protagoniza un divertido spot con el que apoya a su país en el Mundial de Catar

Felipe de Bélgica protagoniza un divertido spot con el que apoya a su país en el Mundial de Catar

Jawaher bint Hamad bin Suhaim Al Thani es la primera esposa del jeque y la persona encargada de acompañarle en los viajes de Estado. Se convirtieron en marido y mujer en el año 2005 y son padres de cuatro hijos: dos varones y dos mujeres. Además, uno de los detalles más impactantes es que son primos segundos, ya que como marca la tradición tiene que casarse con un miembro de su familia.

Al-Anoud bint Mana Al Hajri es su segunda mujer y con la que se dio el 'sí, quiero' en el 2009. Aquí, no existe ningún tipo de lazo familiar y fruto de esta relación nacieron tres hijas y dos hijos. Por último, nos encontramos con Noora bint Hathal Al Dosari, su tercera esposa y con la que se casó en 2014. Entre 2015 y 2020 han tenido tres niños y una niña. Muy poco se conoce sobre su faceta más íntima pero ha trascendido que, de normal, sus mujeres y sus hijos le acompañan en cada viaje. Y Mallorca se ha convertido en uno de sus destinos vacacionales por excelencia.