El pasado 9 de marzo cumplía dos añitos, y de nuevo se ha vuelto a convertir en protagonista de la familia gracias a una imagen que su madre, la princesa Magdalena, ha compartido en sus redes sociales.

Artículo relacionado

Hablamos de Adrienne de Suecia, séptima y última nieta de los reyes Carlos Gustavo y Silvia, y benjamina de su casa. A juzgar por su físico, ella es la menos parecida físicamente a su madre ya que no ha heredado su cabello rubio ni sus ojos claros, pero destaca por su pelo rizado y por ser una niña muy tranquila, tal y como la han descrito sus progenitores.

On this Mother’s Day let us celebrate love and family ❤️

Una publicación compartida de Princess Madeleine of Sweden (@princess_madeleine_of_sweden) el

Como "reina" de su casa, Adrienne ha sido la elegida para ilustrar el Día de la Madre, protagonizando una instantánea en la cuenta oficial de Instagram de la princesa Magdalena. Un retrato tan dulce como romántico, donde se ve en primer plano el rostro de perfil de la pequeña, acompañado de unas rosas en tonos rosados.

"En este Día de la Madre celebramos el amor y la familia", indicaba bajo la instantánea la hija menor de los reyes de Suecia desde su residencia en Florida. Cabe recordar que Magdalena, su marido Chis O’Neill y el resto de su familia residen desde hace meses en Miami, donde acaban de estrenar nuevo hogar con motivo de un robo que sufrieron el pasado otoño.

Adrienne de Suecia

En palabras de sus padres, la princesa Adrienne "es feliz, tranquila y armoniosa. Es muy ingeniosa e intenta estar a la par que los demás con sus pequeñas piernas".

Desde su nueva residencia, Magdalena es cada día más alejada de las responsabilidades para con la Corona sueca. Tal y como informaba su padre, el rey Carlos Gustavo, sus hijos ya no pertenecen a la Familia Real, por lo que tendrán total liberad para escoger el día de mañana el camino profesional que quieran.