Acaba de cumplir 47 años, y no cabe duda de que está en su mejor momento. Daniel de Suecia, quien fue el entrenador de la princesa Victoria antes de convertirse en su pareja -y finalmente en esposo y padre de sus hijos-, soplaba este martes las velas en su casa y, un día más tarde, ha demostrado que sigue en tan buena forma como siempre.

Artículo relacionado

Lo hacía este miércoles con motivo de su visita a los estudiantes en la escuela primaria British Junior School, ubicada en la localidad sueca de Eskilstuna. Este centro, galardonado en 2019 con el premio Pep School of the Year por la organización si ánimo de lucro Generation Pep, cuenta con un intenso programa en el que el ejercicio físico forma parte natural del día a día escolar.

Daniel de Suecia
Kungahuset

Además de poder realizar un pequeño recorrido por los senderos que engloban las inmediaciones de la escuela en bicicleta con algunos de los alumnos de este curso, el príncipe Daniel no ha dudado en mostrar sus habilidades sobre dos ruedas, dejando con la boca abierta a todos los asistentes a la cita.

Cabe recordar que el yerno de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia mantiene una rutina de ejercicio estricta en su día a día. Durante el confinamiento fue posible ver, en un momento familiar y muy divertido, cómo el príncipe seguía un vídeo de entrenamiento junto a los pequeños Estelle y Oscar, que se convertían en tiernos ayudantes de su padre.

Daniel de Suecia
Gtres

Los príncipes Victoria y Daniel son los responsables de la creación de la organizaciónGeneration Pep, que ha otorgado a esta escuela el galardón de 2019. Por este motivo, el cuñado de la princesa Magdalena de Suecia ha acudido a esta cita de su agenda en solitario muy emocionado, convirtiéndose en todo en ejemplo a seguir por los jóvenes, e incitándoles a vivir una vida activa y saludable.

La British Junior Schoolha trabajado con alumnos que padecen problemas de salud durante mucho tiempo, y ha estado involucrada como una escuela de Pep desde sus inicios en 2017. "Que el príncipe haya venido aquí significa mucho. Los problemas de salud son importantes para todos y es importante atreverse a hacer cambios en uno mismo", aseguraba Åsa Ekholm, directora de la escuela.