La infanta Cristina no tiene novio. Pero sí pretendientes. Hace poco asistió a la boda de un amigo y uno de los invitados le pidió el teléfono con insistencia, a lo que ella se negaba entre risas. En Madrid, en un acto del Comité Olímpico, un atractivo caballero de traje beige no la dejó ni a sol ni a sombra y en un evento de la Fundación Dalí en Figueres, el pasado verano, habló con cierta intimidad, en catalán, con un abogado de Girona, divorciado y con fama de don Juan. Lo cierto es que cada vez está más guapa, ha dejado atrás los atuendos tipo monja seglar y se viste con elegancia y se maquilla, además de que tiene una conversación interesante, sentido del humor y es muy cariñosa en las distancias cortas. Pero ni tiene novio ni quiere, a pesar de que sus amigas de Barcelona intentan presentarle hombres solteros y deportistas para que rehaga su vida, pero ella dice que su vida está muy hecha y que no necesita nada más.

Hace un tiempo nos confesó que le da mucha rabia que se repita que sigue enamorada de su marido. Cada vez que lo lee en una revista se siente ultrajada por esa imagen bobalicona, ya que ha llegado a superar su infidelidad y el dolor que le causó con mucha terapia y una gran fuerza de voluntad. Pero Iñaki sigue siendo el padre de sus hijos, de ahí que siga llevando su anillo de boda, un símbolo de la familia que crearon y que él traicionó, “no he sido yo la que he fallado... por eso no me lo voy a quitar”, nos dijo en aquel lejano febrero de 2022, poco después de que salieran las fotografías en Lecturas que cambiarían su vida para siempre.

Portada Cristina
Lecturas

Artículo recomendado

Las llamativas reacciones de los concursantes de 'GH DÚO' al conocer el último salvado y nuevo finalista

luciagh

Pero, como es humana, no puede desprenderse de la profunda aversión que siente por “la otra”. Iñaki quiere casarse con Ainhoa, pero desearía que sus hijos asistieran al enlace, algo que de momento no va a conseguir porque los chicos, por respeto a su madre, se niegan no solo a ir a esa boda, sino que ni siquiera quieren conocer a la novia de papá…

Puedes leer el reportaje de Pilar Eyre al completo en el último número de la revista Lecturas. Ya a la venta en tu kiosco y en Amazon.