Ayer domingo se hacía pública la retirada de asignación para don Juan Carlos por parte de su hijo, el rey Felipe, quien también aprovechaba para comunicar su renuncia a su herencia tras las informaciones aparecidas en varios medios con respecto a la Fundación Lucum.

Artículo relacionado

Tal y como aclaraba el soberano a través de la Casa Real, fue el pasado el 5 de marzo de 2019 cuandotuvo conocimiento de que sería beneficiario de la organización "desde el momento en el que se produjese el fallecimiento de Su Majestad el Rey don Juan Carlos". Fue entonces cuando el jefe del Estado y su padre dejaban de coincidir drásticamente en actos públicos, muchos de ellos frecuentados por Juan Carlos habitualmente.

Rey Felipe y don Juan Carlos
Gtres

Días después de que don Felipe recibiera la carta enviada por el despacho de abogados británico Kobre&Kim en la que se le informaba de su designación como beneficiario, su padre hacía acto de presencia en la presentación de los carteles de la Feria de San Isidro en Las Ventas, junto a la infanta Elena y sus nietos Felipe y Victoria Federica. Sin embargo, el rey emérito no acudió a la misa de Pascua en Palma de Mallorca y a la que cada año solía acudir.

Dos meses más tarde de que Felipe VI fuera informado de su designación como beneficiario de la Fundación Lucum, presidió con su padre el único acto institucional en el que han coincidido en este periodo: la reunión con el máximo órgano de gobierno de la Fundación Cotec. Durante el encuentro, padre e hijo demostraban la buena relación que siempre han tenido. A partir de la fecha, sus apariciones oficiales juntos se anularon, coincidiendo únicamente en el funeral de la infanta Pilar, que tuvo lugar el pasado 29 de enero.

funeral infanta Pilar

Durante casi un año el rey Juan Carlos ha acudido, como viene siendo habitual, a diversos actos taurinos en los que no se le ha podido ver en compañía de su hijo. Por su parte, don Felipe acudía en junio a la Corrida de la Beneficiencia, así como a la Maestranza de Sevilla en pasado febrero, dos actos en los que se echó en falta a su padre por ser un gran aficionado a la tauromaquia.

Una situación similar se dio en la Copa Davis, en la que participó Rafa Nadal y en la que no se vio a don Juan Carlos, pese a ser amigo íntimo del tenista, y sí a Felipe VI. Tampoco han coincidido en la última edición de la Copa del Rey de Vela, que tuvo lugar este verano en Mallorca, ni en la recepción en La Almudaina a la sociedad civil balear a la que sí se pudo ver a doña Sofía.

Rey Felipe y don Juan Carlos
Gtres

También coincidían en uno de los días más especiales para Leonor: su estreno en Oviedo como heredera. Allí, la princesa de Asturias estuvo arropada, además de por sus padres y su hermana, por la reina Sofía y su esposo, Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, entre otros familiares.

Semanas más tarde, la Familia Real al completo acudía a visitar a don Juan Carlos tras la operación de corazón por la que fue intervenido el pasado mes de agosto en la Clínica Quirón de Pozuelo de Alarcón, Madrid.