El dolor de los reyes Felipe y Letizia, afectados y cabizbajos, en el último adiós a su primo Fernando Gómez-Acebo

Los reyes Felipe y Letizia se han trasladado hasta el tanatorio de La Paz para acompañar a la familia en estos difíciles momentos

Rebe avatar
Rebeca Alonso

Redactora digital de Lecturas

Felipe Letizia
Gtres

El tanatorio de La Paz de Tres Cantos (Madrid) ha acogido la multitudinaria capilla ardiente de Fernando Gómez-Acebo. La repentina muerte del hijo pequeño de la infanta Pilar con solo 49 años, a consecuencia de un empeoramiento en la insuficiencia respiratoria crónica que padecía, ha dejado desolados a sus familiares y amigos íntimos, entre los que cabe destacar a los reyes Felipe (56 años) y Letizia (51 años), quienes no han dudado en trasladarse hasta el tanatorio para darle el último adiós. 

Aunque trascendió que don Felipe fue al hospital junto a doña Sofía y la Infanta Margarita nada más enterarse del triste desenlace, el Rey no ha querido dejar pasar la oportunidad de arropar a todos sus primos, con los que mantiene una magnífica relación. A su lado, con rostro serio y afligido, la reina Letizia quien también le ha trasladado el pésame a toda la familia. 

Felipe y Letizia
Gtres

Los reyes han llegado entorno a las 20.00 horas para asistir a la misa funeral que estaba organizada para la tarde de hoy. Antes de ellos era la infanta Elena, en solitario, quien se acercaba a la capilla ardiente para arropar a sus primos. Tras ellos llegaba también la reina Sofía junto a su hermana Irene de Grecia. Es un misterio si don Juan Carlos viajará o no a Madrid. El emérito se enteraba de la muerte de su sobrino mientras disfrutada del Gran Premio de Fórmula 1 en Bahrein. Según parece, el emérito tiene previsto trasladarse a Madrid en los próximos días aunque se desconoce la fecha exacta.

Artículo recomendado

El cariñoso gesto del rey Felipe con sus primos

A su llegada al tanatorio, pasadas las ocho de la tarde, el rey Felipe se ha apresurado a saludar a sus primos. Con gesto sombrío y acompañado de la reina Letizia, el monarca ha querido dedicar un cariñoso intercambio de palabras con los hijos mayores de la desaparecida infanta Pilar. Al conocer la noticia del fallecimiento de Fernando Gómez Acebo, el rey Felipe se ponía en contacto inmediato con sus primos. Ha sido un golpe muy duro para la familia al completo. El hijo de la hermana del rey Juan Carlos se encontraba delicado de salud y había sufrido varias recaídas durante los últimos tiempos.

La reina Letizia se mantenía en una segunda posición, dejando el protagonismo a su marido. La relación de la reina con la familia Gómez Acebo no ha sido precisamente cercana y fácil. A lo largo de los años han sido varios los momentos en los que se ha evidenciado una tensión que solo se ha roto en ocasiones tan tristes como esta. Así ocurrió durante el funeral de la infanta Pilar y ha vuelto a pasar en el último adiós a Fernando Gómez Acebo. Con rostro circunspecto, la reina Letizia se dirigía también a los primos de su marido.

Letizia
Gtres

Así era la relación de Felipe VI con su primo Fernando Gómez-Acebo

Aunque sus caminos se bifurcaron con la adolescencia, durante su infancia era habitual que los hijos de los reyes Juan Carlos y Sofía disfrutaran de mucho tiempo juntos. Primo de Felipe VI, Fernando siempre mantuvo una relación muy estrecha con el monarca y con sus hermanas, las infantas Elena y Cristina. Poco amigo de los focos, a pesar de pertenecer a la familia del Rey siempre ha ocupado un segundo plano. Los entonces príncipe de Asturias disfrutaron de su boda con Mónica Martín Luque en 2004. La última vez que se les vio juntos de manera pública fue en enero de 2020 en el funeral de la infanta doña Pilar en el Monasterio de El Escorial.

Artículo recomendado

De Mónica Martín Luque a Rafa Medina, familiares y amigos despiden a Fernando Gómez-Acebo

El tanatorio de La Paz de Tres Cantos (Madrid) ha acogido la capilla ardiente de Fernando Gómez-Acebo. El goteo de visitas a lo largo de todo el día ha sido constante... Bruno y Beltrán, hermanos del fallecido, eran los primeros en llegar. Visiblemente afectados, se limitaban a agradecer el cariño recibido en estos difíciles momentos. Seguidamente lo hacían amigos de la familia como Luis Medina y Laura Vecino, o Mónica Martín Luque, quien fuera mujer de Fernando hace una década.

La infanta Elena era el primer miembro de la Casa Real que se trasladaba hasta la capilla ardiente. Lo hacía a mediodía y entraba al tanatorio por la puerta de atrás. La relación de la hija mayor de los reyes eméritos y de los hijos de la infanta Pilar es muy cercana. Son como hermanos y así ha querido demostrarlo en un día tan difícil. Por su parte, la infanta Cristina, que se encontraba fuera de Madrid, está previsto que acuda este próximo domingo a la capital. Será entonces cuando se realice un responso en la más absoluta intimidad por Fernando Gómez Acebo.

Loading...