Este fin de semana Alberto y Charlene de Mónaco viajaban hasta Niza para, una vez más, apoyar las competiciones deportivas. En esta ocasión lo hacían para dar el pistoletazo de salida a la primera etapa del Tour de Francia, una gran noticia que se quedaba a las puertas informativas eclipsada por el nuevo look de la princesa.

Artículo relacionado

Con aires rockeros y rebeldes, la cuñada de Carolina de Mónaco reactivaba su agenda -de nuevo junto a su marido- con una llamativa chaqueta de cuero amarillo, estrenando flequillo a lo baby bang y una curiosa mascarilla a lo Joker con mensaje.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Este nuevo corte tipo mullet, algo menos desfilado que el corte que triunfó a partir de los 80 gracias a que David Bowie lo popularizara, es uno de los estilismos de moda de este verano, a pesar de que no es apto para todos los rostros, mucho menos para mujeres poco atrevidas.

Pero ya es sabido que Charlene no es un una princesa al uso, y que su espíritu rebelde contra el muno royal lo refleja, además de en su manera de actuar frente a los actos oficiales, en la elección de su armario. No es la primera vez que la vemos luciendo cazadoras de cuero ni vistiendo colores tan llamativos.

Charlene de Mónaco
Gtres

A su elección total white -de pantalón y la camiseta con escote de solo un hombro- la también cuñada de Estefanía de Mónaco añadía una cazadora de cuero amarilla que sin duda nos trae al recuerdo aquella prenda de Zara que tan famosa se hizo en redes sociales. Cabe recordar que el blanco y el amarillo son los colores del logo del Tour de Francia, una muestra de su apoyo a esta competición que este año vive una de sus ediciones más especiales y delicadas.

Además, la princesa sorprendía con una mascarilla de lo más original con la famosa frase del Joker: "Why so serious?". Un mensaje con el que parece que pretende transmitir un mensaje de tranquilidad.