¡Vuelve a pasar por quirófano! Charlene de Mónaco está viviendo sus horas más convulsas en Sudáfrica. La mujer del príncipe Alberto está atravesando un verano un tanto distinto inmersa en causas sociales alejada de su familia, una serie de acciones que han levantado multitud de ampollas y por el que la princesa se ha convertido en el blanco fácil de todas las críticas... Pero, una noticia de última hora, podría truncar sus planes benéficos : Charlene, este mismo viernes 13 de agosto, se ha visto obligada a someterse a una nueva operación debido a los problemas persistentes de la infección ORL (otorrinolaringológica) que contrajo hace tres meses durante una misión de rescate de rinocerontes. Una dolencia que afecta principalmente a las vías respiratorias y a los oídos, y por la que le fue imposible regresar a casa.

Artículo relacionado

A través de un comunicado oficial, la realeza del Principado de Mónaco ha querido aclarar lo sucedido y han dado nuevasinformaciones de cómo se va a proceder para que Charlene se recupere lo antes posible: la operación va a durar aproximadamente cuatro horas y ha recibido anestesia general. Por el momento, se desconocen más detalles de la intervención que está teniendo lugar en estos precisos momentos pero Alberto y sus dos hijos, Jacques y Gabriella, van a estar al lado de Charlene durante todo el tiempo que dure su convalecencia.

"La princesa Charlene se someterá a una operación hoy, viernes 13 de agosto, de cuatro horas bajo anestesia general. El príncipe Alberto y sus hijos, el príncipe heredero Jacques y la princesa Gabriella se unirán a ella durante su período de recuperación", se puede leer en el comunicado que se ha hecho público desde el Principado. Unas palabras que evidencia que el encuentro familiar se va a producir muy pronto.

Artículo relacionado

No es la primera vez que Charlene se enfrenta a un proceso médico así y los especialistas le han recomendado que, por el momento, se quede en Sudáfrica hasta que termine con todos y cada uno de los tratamientos que va a tener que llevar a cabo, ya que coger un avión en su estado sería agravar la situación.

A pesar de todos los rumores de crisis, Charlene ha manifestado en más de una ocasión la falta que le ha hecho su marido y sus hijos. Pero, a pesar de la distancia, les ha sentido muy cerca: "Alberto es el principal pilar de mi vida y mi fuerza, sin su amor y apoyo no habría podido superar este momento tan doloroso"