El palacio de Buckingham ha anunciado hoy la feliz noticia del compromiso de Beatriz de York y Edoardo Mapelli. Seguro que hoy es uno de los días más felices para la hija mayor de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés, que en los últimos años ha tenido mala suerte en el amor. Ahora ve cómo su noviazgo con Edo tiene un final feliz. Algo que dista mucho de cómo fueron sus comienzos, que no estuvieron exentos de polémica.

Artículo relacionado

En octubre hará un año que la prima de Guillermo y Harry comenzó su relación con el multimillonario italiano. Una noticia que causó mucho revuelo por la situación en la que se encontraba Edoardo. En ese momento el empresario estaba comprometido con la madre de su hijo.

Amigos de la pareja cuentan que Beatriz y Edoardo comenzaron su relación en la boda de Eugenia de York, la hermana de Beatriz. Pero en ese momento él tenía planes de boda con Dara Huang, una exitosa arquitecta.

Y la cosa no quedó ahí. Después de empezar su noviazgo con la que el año que viene se convertirá en su mujer, Edoardo continuó conviviendo con su anterior pareja y el hijo que tienen en común. Sí, Edo es padre de un pequeño de dos años y Beatriz de York se convierte así en una de las primeras Windsor que contrae matrimonio con un hombre que tiene un hijo de una relación anterior.

De momento Dara no se ha pronunciado ni sobre la boda del padre de su hijo ni sobre cómo fue el final de su relación. Algunos familiares de la arquitecta mostraron en su día su disgusto por el fin de su noviazgo, pero nadie ha querido entrar en más detalles.

Esta situación hizo que muchos británicos no vieran con buenos ojos la relación entre Edoardo y Beatriz. Con el tiempo el italiano se ha ganado el cariño de los ciudadanos de Reino Unido y ahora son una de las parejas más queridas de la familia real británica.