La noticia de que Carlos Lozano había acudido el pasado martes 29 de octubre a un hospital de Madrid para someterse a una operación pillo por sorpresa a todos. El presentador apenas había dado detalles de su intervención en su entorno. Es más, ni Mónica Hoyos ni su hija Luna estaban al corriente de la misma

Tras la operación, el presentador quiso tranquilizar a todos y aclarar de qué se trataba. En concreto, le han quitado líquido de un testículo izquierdo.. “Yo ya te lo he dicho, que muy bien, que estoy perfecto, pero tampoco vamos a hacer de esto… Me parece absurdo hablar de que he ido a la revisión de un huevo”, ha asegurado por teléfono a ‘Sálvame’.

Artículo relacionado

Posteriormente, ha explicado el motivo de la operación: “Me operaron del derecho y he ido a revisión y entonces en el izquierdo tenía ya un poquito de líquido también. Entonces ya han aprovechado, me han dormido, me han limpiado el otro y me han quitado el otro

Por último, Carlos Lozano, quien no necesitó ingreso hospitalario, ha agradecido a todos la preocupación.. “Es que yo no tengo más porque hablar de mis huevos, ¿sabes cómo te digo? Ya estoy en la calle y todo muy bien. Que no es nada, por eso, que no alucinéis, ¿vale? Muchas gracias por preocuparos, pero que a mí también me da vergüenza hablar aquí del huevo”, ha afirmado.

Artículo relacionado

El periodista acudió solo a un hospital madrileño. La noticia pilló por sorpresa incluso a su familia. Mientras que Miriam Saavedra aseguraba que no era nada grave, Monica Hoyos decía no saber nada. “¿Cómo que intervenido? Qué raro, si hablamos ayer por la noche con él. Ya me estás preocupando, qué raro”, aseguraba. Eso sí, horas después restaba importancia a lo ocurrido y afirmaba que Lozano explicaría lo ocurrido, como finalmente ha sucedido.