¡Menudo planazo ha tenido Alba Díaz este fin de semana pasado! La influencer ha estado pasando un par de días en lo que ella llama, “su paraíso”, es decir, la finca sevillana de su padre, Manuel Díaz ‘El Cordobés’. La noche del sábado, la familia cambió el campo por la ciudad y salió a cenar a un bonito restaurante con vistas a la Giralda. A la hora del postre, Javier Calle, haciendo méritos para ganarse a su suegro, les dio una sorpresa

Se trataba de una cena para cuatro. Estos fueron, Virginia Troconis, Manuel, Alba y Julio. Los dos primeros estaban de celebración, pues habían cumplido los 15 años de matrimonio, una fecha muy importante para ellos.

Artículo relacionado

Cuenta Alba que, cuando llegó la hora de tomar el postre, uno de los camareros les soprendió con una botella del mejor champán del restaurante. Javier lo había encargado para su chica y sus suegros, marcándose más mil puntos con el padre de Alba. ¡Qué detallista el empresario! Por supuesto, la estudiante e influencer dio las gracias, de manera pública a su amor, que la conquistó con esta inesperada sopresa.

Después de la cena, y tal y como siguió mostrando Díaz Martín, se fue de fiesta con su tío Julio. Los dos mantienen una estrecha relación desde que Julio es un miembro fundamental en la vida de Manuel. Los dos hermanos no habían tenido relación, pero, a raíz de una corrida conjunta, se volvieron inseparables y trataron de recuperar el tiempo perdido.