Anita Matamoros sorprendía a todos hace unos días al someterse a una nueva operación. En los últimos meses, la hija de Kiko Matamoros y Makoke ha pasado en varias ocasiones por el quirófano, algo que volvió a repetir nada más comenzar el 2021, cuando se ha sometido a una intervención en su boca.

Artículo relacionado

Mucho más recuperada de la operación, Anita Matamoros ha querido contar ahora a todos sus seguidores cómo se encuentra y qué es lo que realmente la ha llevado a tener que pasar por el quirófano. “Ahora que ya puedo mover la boca, más o menos, y puedo hablar, os voy a contar un poco sobre la operación. Como veis estoy un poco recuperada, aunque por dentro estoy un poco más fastidiada y sigo tomándome el antibiótico”, ha comenzado a explicar la joven a todos sus seguidores de Instagram.

Anita Matamoros

Anita Matamoros explica la operación a la que se ha sometido.

Instagram

Un nuevo paso por el quirófano que está muy relacionado con uno al que tuvo que hacer frente hace apenas unos meses, en plena cuarentena, tal y como ella misma ha explicado. “Ya os conté en su día que durante la cuarentena me tuvieron que hacer un injerto de hueso y se me perdió el 70% de lo que me pusieron”, ha asegurado.

Sin embargo, todo viene de mucho antes, de cuando era pequeña. “A mí hace muchos años de pequeña me tuve que dar una leche o algo que se me rompió el diente y estaba vacío, sin nervio y sin nada. Cada vez más se iba hundiendo la encía, con un color más oscuro. Total, que lo que me hicieron es volverme a poner injerto de hueso e injerto de encía”, ha asegurado. Además, también ha aprovechado para retocarse los dientes: “Aparte de la operación, que la tendré que repetir si todo sale bien en unos meses, también me han puesto el invisalign. Me va a quedar la boca perfecta”.

Artículo relacionado

Una operación de la que ya está casi recuperada, pero que ha sido muy dura los primeros días: “El primer día estás bastante fastidiado, no puedes tomar nada sólido, todo líquido y frío… No puedo hacer deporte…”.