El humorista Ángel Garó ha sido actualidad en las últimas dos semanas a raíz de una denuncia de un joven, Darío, que acusó al malagueño de malos tratos. A lo largo de estos últimos quince días, además de Darío, otros personajes que lo conocen han hablado de esa relación, al parecer, bastante tóxica. Y tanto se habló del caso que fue el propio Ángel Garó que, bastante exaltado, dijo: "¡Quiero dinero!", después de que se le pidiera por activa y por pasiva que diera su versión de los hechos.

Artículo relacionado

Y así fue. Ángel Garó, quien se hiciera famosísimo por sus intervenciones humorísticas en el legendario 'Un, dos, tres' de la mano de Chicho Ibáñez Serrador, volvió a la tele, pero no para hacernos reír, sino para hablar de uno de los episodios más escabrosos de su vida: cuando fue detenido por presuntos malos tratos y pasó en el calabozo casi 30 horas. En 'Sábado Deluxe', Garó explicó los problemas médicos de Darío, el incidente de su detención y la extraña relación –con peleas, forcejeos y golpes– que le unió durante varios meses al joven camarero.