Cada vez que uno se da un paseo por el Instagram de Anabel Pantoja, le entran unas ganas tremendas de hacer la maleta y pedir empadronamiento en Canarias. La colaboradora de Sálvame que tiene más frentes abiertos disfruta de una climatología de excepción en la tierra que la acoge por amor desde hace más de un año y, por ello, se puede permitir posados tan ligeros de ropa como el que nos ha regalado con motivo de la Navidad. ¡Menuda suerte la suya! ¡Y la nuestra!

Artículo relacionado

Mientras en la península nos toca ir con el gorro calado a lo Lina Morgan para que no se nos enfríen las orejas, Anabel Pantoja se permite el lujo de ir por la vida en tirantes y hasta posar en bikini. Ayer, tras una mañana de lo más atareada preparando lo que después sería la cena de Nochebuena, disfrutó de una jornada playera con su chico, Omar, y unos amigos. Todos se fueron hasta un muellecito y brindaron en la ‘Tardebuena’ más atípica de todas cuantas había vivido.

Artículo relacionado

Anabel Pantoja, que se ha convertido en un estandarte del movimiento ‘body positive’ celebrando y amando cada centímetro de su piel, aprovecha cada ocasión que tiene para gritar al mundo lo orgullosa que está de ser como es. Con cada foto sin retocar y mostrando piel, la sobrinísima lanza un mensaje vía redes sociales no solo de aceptación sino de amor profundo. Eres bello, eres perfecto, no necesitar ser como nadie más. Enamórate de tu cuerpo y disfrútalo. No podía dejarnos bajo el árbol de Navidad regalo más bonito (¡y útil! Mucho más que unos calcetines...).

Si quieres ver cómo ha sido el último y mega sexy posado de Anabel Pantoja que ha roto Instagram ¡no te quedes con las ganas y dale al play!