El pasado diciembre Álex Lequio preocupaba al anunciar que se veía obligado a cancelar su asistencia a un evento solidario al que tenía previsto acudir. Su indisposición, que fue anunciada por la marca organizadora en un comunicado el mismo día del acto, no se debía a una recaída y hospitalización como se temía y se comentó en algunos medios. El propio Álex quiso aclararlo para tranquilizar a sus seguidores con un mensaje en sus Stories de Instagram. “Simplemente llevo un par de jornadas con defensas bajas y no puedo salir de casa”, explicaba.

Artículo relacionado

Ana Obregón, por su parte, también se pronunciaba sobre el estado de salud de su hijo para tranquilizar. "No le gusta nada que hable de este tema. Y solo deciros que todo va fenomenal, nada de alarmas. Es algo normal, bajan las defensas con los tratamientos. Todo va genial”, explicaba la actriz. “Ya estamos finalizando este último tratamiento”, contaba Ana Obregón el pasado diciembre al hablar del estado de salud de su hijo Álex.

Tras disfrutar de las Navidad rodeado de su familia y amigos, el hijo de Ana Obregón regresaba al hospital el pasado miércoles 8 de enero para una revisión relacionada con el cáncer que sufre desde hace casi dos años. Una cita con el médico a la que el joven acudió acompañado por su madre, Ana Obregón, quien se ha convertido en su gran apoyo en estos duros momentos.

Ya recuperado del bache que lo llevó a tener que cancelar su actividad laboral, Álex Lequio ha regresado al trabajo esta semana. Ilusionado, el joven ha anunciado su vuelta al trabajo través de Instagram con su habitual sentido del humor. “Esta semana me han dado la condicional”, ha dicho el joven en un vídeo que ha compartido en la red social, donde anuncia un evento organizado por su empresa.

álex lequio
Instagram