Con la llegada del verano, las fiestas y los eventos se multiplican gracias a las noches infinitas con temperaturas muy agradables. Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos, ha vivido una de sus noches más ajetreadas ya que acudía a una fiesta y a una inauguración, respectivamente. Para comenzar, Alejandra posaba ante la atenta mirada de los fotógrafos en la 'summer party' de una conocida publicación de moda femenina.

Artículo recomendado

El zasca de Alejandra Rubio a Raquel Mosquera tras su enorme contradicción sobre Rocío Carrasco

El zasca de Alejandra Rubio a Raquel Mosquera tras su enorme contradicción sobre Rocío Carrasco

Para una fiesta y una inauguración de un restaurante en donde el 'dress code' era la llegada del verano, Alejandra daba en el clavo al elegir una minifalda y una blusa. La nieta de María Teresa Campos dejaba claro de nuevo por qué es una de las influencers más seguidas de nuestro país y es que su armario es fuente de inspiración para muchas chicas.

Alejandra Rubio en un evento en Madrid

Alejandra Rubio en un evento en Madrid.

Gtres

Presumiendo ya de bronceado, Alejandra decidía subirse a unas sandalias de plataforma rosa chicle, el color más buscado de esta temporada, y lucía una bonita falda multicolor que aderezaba con una blusa blanca fluida de manga larga. Un estilismo de diez.

Apoyando a Kiko Matamoros en 'Supervivientes 2022'

A pesar de haber acudido a dos eventos en la misma noche, Alejandra Rubio llegaba a casa justo en el preciso momento en el que Kiko Matamoros se abría en canal en el puente de las emociones de Supervivientes 2022 hablando de su adicción a la cocaína y pidiéndoles perdón a sus hijos por ser "un mal padre". Era entonces cuando Alejandra hacía una fotografía a la televisión y la subía a sus Stories de Instagram.

Stories de Alejandra Rubio en apoyo a Kiko Matamoros

Stories de Alejandra Rubio en apoyo a Kiko Matamoros.

Instagram

Tras un alegato desgarrador, Lara Álvarez le hacía entrega de cuatro cartas, de cuatro de sus cinco hijos. Anita Matamoros era la que se había negado a escribirle y Lara le pedía a Kiko su opinión al respecto.

"Yo lo único que espero es que mi hija sea feliz. Espero que me crea, que sepa que para quererla no tengo que tenerla al lado, que la quiero como quiero a cualquiera de mis hijos y cuando me necesite estaré a su lado, aunque ella no lo quiera. No la olvido, forma parte de mi vida y yo de la suya y ya está. No somos el primer padre y la primera hija que se desentienden y tienen problemas de comunicación y que la llevo en el corazón y que todos los días me acuerdo de todos. Y que lo sepa".

Estas eran las palabras que Kiko Matamoros le dedicaba a su hija Anita Matamoros y que han dejado a todos sin palabras.