Han pasado dos meses desde que Gianmarco Onestini decidiera poner punto y final a su relación con Adara por un supuesto coqueteo de la joven y todavía hoy ella sigue sin entender por qué el italiano se fue sin escucharla y sin intentar solucionar los problemas que habían surgido durante la convivencia.

Artículo relacionado

Con el paso de las semanas, la ganadora de 'GH VIP 7' ha entendido que quizás ese amor que se profesaban no era tan fuerte y es que después de lo sucedido ha entendido que lo verdaderamente importante para el joven era su carrera profesional no su amor por ella: "Era lo único que le importaba. Así que nada, que lo disfrute", reconocía con gesto apesadumbrado a la prensa y es que ese 'abandono' por parte del que fuera su pareja en medio de una pandemia ha sido un golpe muy duro para ella.

Adara Molinero

Sin embargo, si algo tiene muy claro Adara es que entre ellos no habrá una segunda oportunidad: "No, conmigo no, no quiero saber nada de él", declaraba de manera tajante.La decisión de Gianmarco de volver a casa ha provocado que la madrileña pierda toda la confianza que le entregó y eso es algo que no se puede recuperar. "Algo se ha roto en mí", reconocía e en su canal de Mtmad días después de la ruptura aunque a su vez aseguraba que el amor no se va de un día para otro.

Parece que en estos momentos en el corazón de la madrileña no hay espacio para el amor y es que a pesar de haber sido relacionada con varios de sus compañeros tras su ruptura con Gianmarco ella solo tiene en la cabeza la complicada situación que se le viene encima para las próximas semanas.

Adara y Gianmarco

Adara tendrá que volver de manera inminente a Palma de Mallorca. Está ultimando los detalles y se ha decidido a vender los pocos muebles que compró para pasar este tiempo en Madrid. "Cuando tenga que volver va a ser el momento más duro de todos y la época más dura", reconocía con gesto triste y es que la joven se tiene que enfrentar al juicio por la custodia del hijo que tiene en común con Hugo Sierra.