Sol Macaluso se ha convertido por méritos propios en una de las grandes protagonistas de la guerra de Ucrania. Desde el inicio del enfrentamiento bélico, la joven argentina ha contado la última hora de todo lo que acontece en el país ucraniano a través de todos los programas de Mediaset.

Superada por la emoción, este lunes Sol Macaluso se rompía en directo en una de sus conexiones en directo con 'El Programa de AR' al narrar como uno de sus compañeros le había pedido que se llevara a su hija mientras él tenía que volver a la guerra. Hasta ayer, el plan de la reportera era volver a España sin embargo, la trágica situación que está viviendo le ha llevado a cambiar de decisión.

Artículo recomendado

La promesa entre lágrimas de Sol Macaluso, reportera en Ucrania, de hacerse cargo de la hija de uno de sus compañeros

La promesa entre lágrimas de Sol Macaluso, reportera en Ucrania, de hacerse cargo de la hija de uno de sus compañeros

Tal y como ella misma ha confirmado permanecerá unos días más en Ucrania "por mi compromiso con la profesión en estos momentos y con mi cámara" con quien ha entablado un enorme vínculo después de seis días de guerra. Esta decisión no ha sido muy bien recibida por sus padres y familiares más cercanos que viven con temor la estancia de Sol en el país del este europeo.

Sol Malacuso

La reportera Sol Malacuso cambia de idea y decide quedarse en Ucrania

Instagram @sol.malacuso

"Te pido perdón por mi mala leche. A veces la impotencia juega malas pasadas. Prométeme que te cuidarás", le escribe su padre visiblemente preocupado por la seguridad de su hija. Sol está decidida y finalmente su progenitor no dudó en apoyar a la joven desde la distancia: "No hay palabras para lo que uno siente. Por un lado volver y estar con mi familia para que estén tranquilos y por otro el compromiso con la profesión", admitía la periodista a la vez que le prometía a su padre que volvería muy pronto.

Con respecto al futuro de Danna, la hija de su guía, ha puesto rumbo a Barcelona con otra compañera del equipo: "Están bien, ya están en la frontera con Varsovia. Ojalá se pueda reencontrar con su familia pronto en cualquier lugar que sea seguro para ellos", concluía.