Ya no hay marcha atrás... ¡el verano ya está aquí! y con él una amplia variedad de opciones estilísticas a nuestra mano donde los vestidos en todas sus formas y colores se llevan la palma por su comodidad, frescura y versatilidad. Vicky Martín Berrocal ha inaugurado sus merecidas vacaciones con un look que no ha pasado desapercibido para nosotros y es que es ideal tanto para un día de playa como para una comida con amigos. Y, además, favorece a todos los cuerpos.

Artículo recomendado

La rutina facial de Vicky Martín Berrocal para mantener su piel cuidada que está disponible en farmacias

La rutina facial de Vicky Martín Berrocal para mantener su piel cuidada que está disponible en farmacias

En toda maleta de verano que se precie no puede faltar uno (o varios) vestidos de estilo caftán, tan bonitos y estilosos como cómodos. Hasta la reina Letizia cayó rendida a sus encantos hace un año. Vicky Martín Berrocal lo ha elegido este fin de semana como outfit de viaje y no puede estar más encantada. "¿Nos vamos o nos quedamos?", pregunta a sus seguidores.

De color blanco, que resalta el bronceado, largo midi, escote cuadrado y con bordados en las mangas ligeramente abullonadas en tono lila, es una prenda que favorece a todo tipo de cuerpos por su corte amplio y que se ha convertido en un must cada verano. La pieza, artesana 100%, pertenece a Dos Malinches, una tienda marbellí de artesanía mexicana realizada por mujeres indígenas y que todavía está disponible en la página web de la marca por 240 euros.

Vicky Martín Berrocal

Vicky Martín Berrocal con el vestido que no te querrás quitar este verano

Instagram @vickymartinberrocal

En esta ocasión, la diseñadora de 49 años lo ha combinado con las icónicas sandalias planas en color camel de Hermès a juego con el lujoso bolso de la misma marca, el emblemático modelo Birkin valorado en 10.000 euros. Una combinación impecable solo apta para unos pocos afortunados.

A través de su perfil de Instagram, Vicky nos ha hecho partícipes de las prendas que ha metido en la maleta, en la que los vestidos tienen un gran protagonismo.