El verano siempre suele ser sinónimo de viajes, y por consecuencia, de maletas. Lo que nos hace querer aprender de una vez por todas a hacerlas correctamente, escogiendo así los básicos del armario que no pueden faltar en cada una de ellas. Y por supuesto, las que son totalmente prescindibles. Para ello, Sara Carbonero nos quiere ayudar con la indecisión, confesando cuál es su prenda clave de cada verano a través de 3 looks diferentes: el vestido blanco.

Artículo relacionado

La presentadora ha confirmado su versatilidad y capacidad de encajar en varios estilos, sabiendo escoger el tipo de silueta, corte y, lo más importante, sabiendo cómo combinarlo para llevarlo hacia un lado u otro.

Sara nos ha mostrado qué tres tipos de vestido blanco son perfectos para ella, empezando por un diseño largo de efecto arrugado. Una opción perfecta para incluir en cualquier maleta ya que además de no necesitar planchado, son capaces de tener cabido en estilismos totalmente contrarios.

Un vestido que combina con la misma fórmula de estilo que el resto de vestidos, con cuñas altas de esparto. Una opción que da esos centímetros de más, sin añadirle seriedad, y siendo capaz de encajar así dentro de un look de día.

Otro de sus diseños con los que ha apostado por esta prenda versátil de verano, se trata de este vestido blanco con volantes en las mangas y en el bajo, que ajusta a la silueta gracias a un corte en la cintura y que llama aún más la atención gracias a un amplío escote en la espalda. Un look que vuelve a levantar con otro tipo de calzado de esparto en contraste.

Por último, una de sus últimas adquisiciones, un vestido de tirantes finos que cuenta con una silueta fluida y mucho más desenfadada, que vuelve a combinar en esa misma fórmula de estilo.

Tres estilos que nos confirman las posibilidades de esta prenda estival, que te permite sacarle el máximo partido a través del calzado y los accesorios.