A Laura Matamoros ya se le nota mucho su embarazo. La hija de Kiko Matamoros dará a luz en diciembre a su segundo hijo, y su barriguita ya es más que notable. A la ‘influencer’ le encanta lucir embarazo, y por eso opta por prendas con las que marcar su tripita. A esto hay que sumar la comodidad que persigue a la hora de vestir, y más en las jornadas frenéticas en las que no para de trabajar y de estar pendiente del pequeño Matías. Y no solo eso. Con la llegada del otoño Laura Matamoros se está haciendo con prendas que, además de cumplir con todo lo anterior, sirvan como ‘unirforme’ para los momentos en los que empieza a refrescar.

Artículo relacionado

Parece que Laura Matamoros ya ha encontrado a su gran aliado para estos meses. Si hay una prenda que ha llevado en estos últimos días es el vestido de canalé. La semana pasada la vimos con uno en color verde y ahora se ha decantado por otro en color blanco. Este último es un vestido midi de manga corta con el que se marca perfectamente su barriga. La prenda, en especial gracias a su tejido, se caracteriza por la sencillez y la comodidad tan apropiadas para los looks premamá. Además, gracias a su color neutro, permite muchas opciones a la hora de combinarlo.

Laura Matamoros

Laura Matamoros con vestido de punto.

Instagram @_lmflores

En el caso de Laura Matamoros, en el calzado también ha apostado por una de las tendencias de este otoño. La hija de Kiko Matamoros se ha puesto unas Converse del mismo color. Un tipo de zapato que queda súper bien para darle el rollo casual a estos vestidos de punto que son una idea magnífica para las embarazadas. Esta vez Laura no ha llevado ninguna prenda de abrigo sobre el vestido, pero lo cierto es que permite muchas posibilidades. Una cazadora de cuero, vaquera, una gabardina o incluso un chaleco quedan súper bien con una de las prendas básicas que no pude faltar en el armario de las embarazadas este otoño.