Cuando el calor se intensifica llega el momento de dejar al descubierto partes de nuestro cuerpo que nos pueden resultar incómodas por diversas razones. Pasa con las piernas y también con los brazos. No obstante, hay opciones para ir fresquita en verano sin necesidad ninguna de llevar tirantes. A veces es porque no nos gusta enseñar nuestros brazos y otras, sin más, es que no nos apetece.

Sea como sea las camisas de manga francesa se convierten en un salvavidas, además siempre quedan ideales por ese aire romántico que las caracteriza. Una alternativa muy versátil que ofrece una cobertura parcial de los brazos sin comprometer la comodidad ni el estilo. Ya sea para una reunión de trabajo, una salida casual o una ocasión más formal, este tipo de blusas son una opción elegante que te mantendrá fresca sin perder ni una pizca de sofisticación.

Aunque es una prenda 100% atemporal, en los meses de más calor es importante que prestes atención al tejido y te decantes por opciones ligeras como algodón, lino o seda, que sean cómodas y transpirables. Este tipo de telas suelen tener una caída fluida, lo que que hace que favorezca a cualquier tipo de figura. Las hay de distintos colores, estampados, tejidos y patrones pero todas tienen las mangas 3/4 y resultan súper favorecedoras. Recuerda que uno de los mejores trucos de los estilistas es dejar las muñecas a la vista para estilizar la silueta.

¿Qué es una manga francesa?

La manga francesa es lo mismo que la tres cuartos y se caracteriza por su longitud desde el hombro y hasta debajo del codo. A partir del codo puede ser más o menos larga pero siempre queda entre el codo y la muñeca. 

Encantan a todas porque favorecen tanto a mujeres de brazos muy largos como cortos y siempre destilan sofisticación, elegancia y elevan la elegancia de cualquier look. No tiene por qué ser una camisa o blusa también hay vestidos de manga francesa.

Cómo combinar una camisa de manga francesa

  • Una de las ventajas de las camisas de manga francesa es su versatilidad para adaptarse a diferentes ocasiones y a cualquier silueta. Para un look casual, combínala con unos jeans ajustados o unos pantalones culotte. Incluye unas zapatillas deportivas si lo que buscas es un estilo más relajado y moderno.
  • En cambio, si quieres algo más formal, opta por una blusa de un tejido más refinado, como la seda o con detalles como volantes, encajes… Llévala con una falda lápiz y unos tacones altos. ¡Arrasarás!
  • También quedan genial combinados con unos pantalones holgados y amplios, en tejidos orgánicos y fresquitos. Lleva tu blusa metida por dentro para marcar cintura y verte estilizada sin renunciar a la ropa anchita y cómoda.

En definitiva, las camisas con manga francesa son una opción elegante y práctica para aquellos que desean evitar llevar tirantes o mostrar los brazos durante el verano. Al elegir telas livianas, colores claros y estampados sutiles, así como optar por un corte relajado y detalles de diseño, puedes crear outfits frescos y sofisticados. No comprometas tu estilo en busca de comodidad, las camisas con manga francesa te brindan lo mejor de ambos mundos.

1 /8
Blusa manga francesa

Sfera

1 / 8
Blusa manga francesa

Stradivarius

2 / 8
Blusa manga francesa

MANGO

3 / 8
Blusa manga francesa

ZARA

4 / 8
Blusa manga francesa

Venca

5 / 8
Blusa manga francesa

MANGO

6 / 8
Blusa manga francesa

ZARA

7 / 8
Blusa manga francesa

MANGO

8 / 8