Anita Matamoros ha ido de evento este miércoles con un look bastante atrevido y diríamos que hasta complicado pero con varios detalles tendencia y, sobre todo, una prenda que merece nuestra total atención. La hija de Kiko Matamoros ha fichado en las novedades de Zara unos pantalones de campana del color vitamina que triunfará en primavera, el naranja, y le quedan como un guante.

Artículo recomendado

Anabel Pantoja deslumbra con el mono lencero que sienta bien a todos los cuerpos

Anabel Pantoja deslumbra con el mono lencero que sienta bien a todos los cuerpos

Es la típica prenda que ves en la percha de la tienda y no te dice nada pero que cuando te la pones te lo dice TODO. Anita Matamoros sabe que esta primavera se llevarán los colores vivos y muy potentes como el verde, el rosa fucsia, el amarillo, el morado y, claro está, el naranja. Y no solo en vestidos o en blusas, no no, también en pantalones de silueta setentera como estos de Zara que son puro amor.

Anita Matamoros
Gtres

Anita Matamoros los ha combinado con un chaleco negro cropped, la microtendencia que hemos visto con jerséis o vestidos, pero que la influencer lleva a modo de top y una gorra de efecto piel para redondear todo el look. No obstante, el pantalón quedaría genial con una blusa estampada, camisetas u otro top de un color vivo pero opuesto para crear un look color block, la tendencia que ha regresado a nuestras vidas para quedarse. Y nos encanta porque rejuvenece al instante.

El naranja también es para el invierno y eleva cualquier propuesta de look hasta el infinito y más allá. Las mujeres con más estilo del mundo están sucumbiendo a este color con el que sacar más partido a nuestros looks y dar un plus de personalidad a nuestro armario. En el caso de estos pantalones de Zara tienen el patrón más clásico: silueta flare, tiro alto con trabillas y pinza delantera que hace las piernas mucho más largas.

Pantalones de Zara de Anita Matamoros
ZARA

COMPRAR

En Zara siguen disponibles los pantalones de Ana Matamoros desde la XS hasta XXL y su precio es 25,95 euros. Una prenda divina que sube el ánimo en un minuto y que podemos llevar a los 25, a los 40 o con más de 50 años. Sí, es más que probable que también se la veamos a su madre, Makoke. Antes de que se agoten, ¡se vienen para casa!