Ahora que la mascarilla se ha quedado con nosotros, son muchas las preocupaciones sobre la piel y el acné sufrido por ello. Algo que ha hecho que nos empecemos a tomar en serio el cuidado del rostro a diario, y a ampliar las visitas a los centros de belleza para realizar limpiezas faciales. Estos tratamientos son los encargados de intentar devolver a la piel su salud, y retirar todas esas impurezas que se quedan en nuestro rostro cuando no llevamos una rutina beauty completa y consciente.

Artículo relacionado

Estos cambios han conseguido que seamos más conscientes de que, además de los cosméticos que necesita también nuestra piel, la limpieza es el paso más importante para evitar esos granitos y puntos negros más evidentes ahora. Además de eso, y como nos cuenta Laura Parada, directora técnica de Slow Life House,
la piel del rostro es más fina que la del resto del cuerpo pero además está mucho más expuesta a diario a toda una serie de agentes externos. Pero, ¿cuál es la explicación de su importancia? Hablamos con los expertos que nos responden todas nuestras dudas.

  • ¿Por qué es importante hacer limpiezas faciales?

"Retirar los restos de contaminación o suciedad acumulados, el exceso de sebo o incluso el maquillaje es vital para mantenerla libre de granitos e impurezas y realzar su belleza. Por la mañana al levantarnos, es importante también esa limpieza puesto que durante la noche, la piel se detoxifica y expulsa todas las impurezas. Pero hay más, aplicamos sérums o cremas sobre un rostro sucio, será imposible que éste absorba los activos que estamos aplicando en forma de sérums o cremas. De poco o nada servirá utilizar una crema de la más alta calidad si no la aplicamos sobre una piel limpia y receptiva. La limpieza facial es un paso imprescindible para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel , la aparición de acné y manchas , debidas a la polución y exposición solar , además del paso de los años”nos añade Laura Parada.

Además, como nos explica Zoila Bermúdez, responsable de belleza en Selvarrosa, además de ayudar a que no aparezcan granitos, la limpieza también consigue que nos despidamos de los puntos negros, y los excesos de brillos que tanto nos preocupan.

  • ¿Cada cuánto es recomendable hacer una limpieza?

"Nosotros recomendamos que en líneas generales, aunque siempre hay que evaluar cada caso de manera individual, se acuda al centro a realizarse una limpieza facial, como mínimo, una vez al mes” nos cuenta Laura Parada, directora técnica de Slow Life House.

limpieza rostro
Unsplash
  • ¿Cuáles son los pasos a seguir en ella?

"Tanto si se está maquillada, como si no, se realiza una limpieza antes de empezar. Una vez la piel se encuentre limpia, se realiza un peeling masajeando escote, cuello y rostro, limpiamos y a continuación tonificamos. El siguiente paso sería aplicar una pre mask de 10 minutos (ayuda a ablandar el poro), después retiramos y aplicamos una bandeletas calientes que nos facilitará la extracción.Volvemos a limpiar y aplicamos una mascarilla durante 10-15 minutos que nos ayuda a cerrar el poro y que calmará la piel. Finalmente, retiramos la mascarilla, aplicamos el tónico e hidratamos la piel con la crema más adecuada según cada tipo de piel. " nos cuenta explica Zoila Bermúdez, responsable de belleza en Selvarrosa.

Hay que tener en cuenta, que en cada centro se realizará una limpieza distinta, y lo más importante, que cada tipo de piel tiene unas necesidades diferentes, por los que el profesional deberá evaluar cuáles son los mejores pases para ti.

  • ¿Cómo podemos cuidar la piel en casa?

La limpieza facial es el paso imprescindible para un piel sana y radiante. Esta debe realizarse mañana y noche y debe ser como mínimo de tres pasos: limpiador y tónico, acompañado de la aplicación de una crema como mínimo, pero lo ideal es de un sérum y contorno de ojos también, nos cuenta Laura.

Las características de todos los productos utilizados en la rutina diaria es importante que sean las adecuadas para cada tipo de piel y lo ideal es que sea una profesional la que paute esos productos.