Clara Chia
@3gerardpique

Frente a la tendencia del castaño y moreno que sin duda está ganando cada vez más protagonismo, hay quien se sigue resistiendo a despedirse del rubio. Este color siempre ha sido uno de los tonos favoritos a la hora de apostar por un cambio de look, y es ideal para adaptar a todas las estaciones eligiendo colores más oscuros y más claros.

Y, ahora que estamos en invierno solemos elegir esos rubios menos intensos y más naturales, como el de Clara Chía. Su melena es la mejor inspiración para las que buscan unas mechas sencillas y finas, que realmente se fundan con la raíz y queden naturales.

Artículo recomendado

Los mejores regalos de belleza y tratamientos para desconectar y cuidarse

Un masaje de relajación profunda

Para analizar todas las claves de su look, hablamos con Sandra, estilista y co-fundadora de Coolday quien nos cuenta los secretos de su melena rubia. "Se trata de unas babylights muy finas desde la raíz para aportar un poco de luz" comienza explicando. En cuanto a las puntas, añaden más mecha y un color más intenso para crear ese efecto de degradado, dejando la raíz más natural y la parte de abajo más en contraste. Así conseguimos un rubio muy luminoso que crea volumen y movimiento en la melena, y que es ideal para llevar con un corte a capas como el suyo.

Clara Chía

Cómo conseguir el color rubio de Clara Chía

Para conseguirlo, se necesita un trabajo de varias visitas al salón, ya que el color es un tono muy claro que se necesita trabajo detrás y varias aplicaciones de pequeñas mechas. "Es ideal y muy efectivo cuando hay una base ceniza y clarita, como ella. En bases oscuras no llegamos a estos tonos tan claros y de color beige" explica.

"Es un trabajo muy fino para dar un efecto de sol, más que un efecto de mechas como podría ser con las balayage" nos cuenta Sandra, de Coolday.

En cuanto a su corte de pelo, escoge una melena con capas marcadas y flequillo desfilado largo, que es ideal para aportar volumen y peinar con ondas, como hace ella. Este tipo de corte es ideal para no necesitar mucho mantenimiento, y favorecer a todos los tipos de rostro, jugando con el largo del cabello y el flequillo.