Carmen Borrego se convertía en la diana de Kiko Hernández esta semana en 'Sálvame' después de que esta negara todo tipo de relación con él. Con gesto serio, la hermana de Terelu Campos ocupaba su puesto en 'Viva la vida' este domingo y se sinceraba ante Emma García: "No estoy bien", reconocía visiblemente emocionada.

Artículo relacionado

Agotada por la situación, la colaboradora tomaba una determinación que pasa por seguir el estigma de su hermana y no contestar a las provocaciones: "No voy a hablar por mi salud mental, por mis hijos, por mi familia... Necesito que esto no siga. Lo que quiero es la paz", explicaba a sus compañeros a la vez que reconocía no haber visto 'Sálvame' durante la semana "porque me hace daño".

Tras ver las duras palabras que Hernández le dedicó, Borrego prefería no entrar en la guerra: "No me voy a poner a ese nivel. Me duele. La gente que me quiere no se merece esto, yo jamás lo habría hecho".

Carmen Borrego

Carmen Borrego en 'Viva la vida'

Mediaset

Carmen ha reconocido que no le une una relación de amistad a Kiko Hernández: "He comido con él dos veces en mi vida y habremos compartido plató una vez...nada más", explicaba. Respecto al apodo con el que el colaborador se dirige a ella desde hace meses: 'Potota', ha preferido dejarlo pasar: "'Cotota' es un apodo familia que no me avergüenza", manifestaba haciendo caso omiso a la acusación del colaborador de 'Sálvame'.

Hace apenas unos días era Terelu quien hacía público que lejos de lo que pueda parecer Carmen es "débil" y le afectan mucho más que a ella las guerras mediáticas. Con este cambio de actitud, su único deseo en enterrar el hacha de guerra aunque sí ha querido dejar muy claro que su relación con María Teresa Campos es absolutamente normal: "A mi lo que me importa es lo que piensa mi madre. Mi madre me ha pedido que me mantenga al margen. Trabajo todas las semanas, viene a mi casa, voy a su casa... es una relación absolutamente normal de madre e hija", sentenciaba.