Tom Brusse se ha enfrentado a uno de sus mayores temores, el no de Sandra Pica. Después de pasar más de tres meses en Honduras, el francés ha tenido que encarar la firme decisión de quien fuera su novia. Totalmente recuperada, la catalana viajaba a Madrid para reencontrarse con Tom: "Cerrar ciclos y confiar en la magia de los nuevos comienzos. Ahora sí, ese momento ha llegado", compartía la joven en redes sociales.

La expareja se encontraron en la casa que compartían en la capital y allí protagonizaron una larga charla en la que, a juzgar por las declaraciones de Tom Brusse, Sandra le aclaró los motivos por lo que había decidido terminar con la relación. Sin embargo, parece que las cosas no fueron del todo mal entre ellos y horas después se dejaron ver comiendo juntos en un centro comercial de la zona.

Artículo relacionado

Tras dos días en Madrid, Sandra Pica regresaba a Barcelona. La joven se ha instalado definitivamente en la Ciudad Condal y, además, ha estrenado nueva casa. Sin duda, un nuevo comienzo en el que no hay espacio para Tom Brusse. Pero, ¿cómo está el concursante de 'Supervivientes'?

Hace solo unos días, el joven se mostraba tajante y visiblemente dolido: "Que sea feliz, ya no hay más futuro juntos", exclamaba con cierta rabia. Sin embargo, no serían los verdaderos sentimientos de Tom quien ahora, después de haberse reencontrado con Sandra Pica, ha reconocido públicamente que no se encuentra demasiado bien con la situación y es que según afirman sus más allegados todavía tenía esperanzas de que Sandra le diera una nueva oportunidad. ¡Dale al PLAY y no te pierdas la reacción más esperada!