El coronavirus ha afectado directamente a Lydia Lozano. Su hermano Jorge fallecía el pasado 22 de marzo a consecuencia del virus dejando a toda la familia sumida en una profunda tristeza. Lamentablemente, el catedrático no pudo acceder a la ansiada vacuna, una inyección de esperanza que la colaboradora de 'Sálvame' recibía este martes en el hospital Isabel Zendal.

Lydia, vestida con una llamativa chaqueta de color rojo y pantalones blancos, y algo nerviosa por enfrentarse a lo desconocido la periodista esperaba su turno pacientemente para recibir la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca, la que le corresponde por su franja de edad ya que tiene 60 años.

Artículo relacionado

Tras los minutos de rigor y sin ningún síntoma adverso, Lydia Lozano se mostraba triunfante, con el signo de victoria en sus manos, y contaba cómo había sido su experiencia: "Ha ido muy bien. Es maravilloso, súper rápido". Además, aprovechó la ocasión para animar a todo el mundo a vacunarse en cuanto tengan la oportunidad.

Como buena amante del mar, Lydia Lozano no ve el momento de poder disfrutar de las vacaciones sin restricciones: "Todo el mundo se tiene que vacunar y si además llega antes del verano, pues podremos ir a darnos un baño sin mascarilla. Cuando yo veo las imágenes de Gibraltar pues digo que maravilla", contaba.

Con el transcurso de los meses cada vez son más las personas que consiguen la ansiada vacuna. Lydia no puede estar más feliz y es que además de ella, tanto su madre como su marido Charly también han recibido sus respectivas dosis. ¡No te pierdas la reacción de Lydia Lozano tras recibir la vacuna. Dale al PLAY!