Este martes 15 de junio por la mañana, José Ortega Cano ha sido intervenido del corazón en el Hospital Montepríncipe de Madrid. Allí se le ha practicado un cateterismo con el que se le han puesto dos stents, y que ha sido todo un éxito. Su mujer Ana María Aldón, sus hermanos Conchi y Paco y su hija mayor, Gloria Camila Ortega, han sido los encargados de dar la última hora sobre la operación y su estado de salud. Desde primera hora de la mañana, José Ortega Cano, ha estado arropado y acompañado de Ana María Aldón, con quien llegaba al hospital cogidos de la mano, infundiendo valor y ánimo al exdiestro. Después de la visita de sus hermanos, muy emocionados, ha aparecido esta tarde Gloria Camila Ortega para comprobar que su padre se encontraba bien después de su paso por el quirófano.

Artículo recomendado

VIDEO Ortega Cano, acompañado de Ana María Aldón, ingresa en el hospital para ser intervenido del corazón

VIDEO Ortega Cano, acompañado de Ana María Aldón, ingresa en el hospital para ser intervenido del corazón

Ha sido de las que más ha manifestado la preocupación por la operación a la que se ha sometido hoy José Ortega Cano. Gloria Camila no ha parado de compartir mensajes de ánimo y fotos junto a su progenitor, al que está muy unido. La intervención ha durado alrededor de tres horas y ha sido ella misma, a través de un WhatsApp, la primera en confirmar que "todo ha ido bien". Horas después, cuando era probable que a su padre ya se le había pasado en gran medida el efecto de la sedación, Gloria Camila ha llegado al hospital para visitarle.

A la carrera, sin apenas pronunciar palabra, en su gesto se intuye el alivio por saber que su padre había superado lo peor, pero aún preocupada por las 48 horas bajo observación que tienen que transcurrir hasta que le den el alta y poder estar con él ya en la tranquilidad de su hogar.

Artículo recomendado

Última hora operación José Ortega Cano: Gloria Camila confirma que la intervención "ha salido bien"

Última hora operación José Ortega Cano: Gloria Camila confirma que la intervención "ha salido bien"

Después de las pruebas a las que se sometía la semana pasada, todo se precipitaba en la vida de José Ortega Cano. Los médicos no traían buenas noticias y le transmitían la intención de intervenirle de corazón para sustituirle los stents que llevaba desde hace años practicándole un cateterismo. Para el exdiestro, esta decisión la recibía con el ánimo muy bajo, el detalle que realmente preocupaba a su entorno. Por suerte, todo ha sido un éxito y tanto Ortega Cano como su círculo íntimo están deseando que vuelva a casa.