Tras decir en una entrevista exclusiva en Lecturas que “Rocío Carrasco nunca perdonará a su hija”, Carmen Borrego ha tenido que hacer frente a una serie de comentarios sobre su vida personal que le han enfadado mucho. Entre ellos ha habido un tema en concreto que le ha molestado especialmente, el de la custodia de sus hijos. “Que hable de su primera separación, de por qué le dieron la custodia al padre de su hijos”, dijo Antonio David Flores en ‘Sálvame’. Después de muchas especulaciones sobre el asunto, Kiko Hernández contaba este martes en el programa la que, según el tertuliano, es la verdad sobre el tema.

Artículo relacionado

“Se iban a separar Carmen Borrego y su marido, era verano. Carmen Borrego se marcha a casa de su madre a Málaga. Queda con su marido en que se va a marchar unos días a Málaga con su madre, para despejarse de lo que le viene encima que es la separación. Sus hijos se quedan con su padre en Madrid. Todo de común acuerdo entre Carmen Borrego y el marido”, comenzó contando Kiko Hernández, que aclaró que una persona muy íntima de María Teresa Campos le había dado la información sobre el asunto de la custodia.

Según la versión de Kiko Hernández, el que era marido de Carmen Borrego la acusó de abandono de hogar mientras ella estaba en Málaga de vacaciones. “En el transcurso de 15 días que Carmen Borregó está con su madre en Málaga, o en Marbella, este señor inicia el asunto del abandono del hogar y es ahí donde Carmen Borrego, durante 15 días, pierde la custodia de sus hijos”, explicó en ‘Sálvame’ el tertuliano televisivo, que contó que a los 30 días la hija de María Teresa Campos recuperó la custodia de sus hijos.

El gran enfado de Carmen Borrego

El pasado fin de semana, muy harta de las especulaciones sobre su divorcio y la custodia de sus hijos, Carmen Borrego estalló en ‘Viva la vida’. "Jamás me han quitado la custodia de mis hijos por abandonarlos. Nunca he tenido una vida oscura ni un pasado del que me tenga que avergonzar. No hay ni una sola sentencia en la que se hable de un pasado oscuro por lo que yo no pueda ejercer la custodia de mis hijos o porque no pueda ocuparme de ellos. Nunca, jamás", sentenció con rabia. "He llorado cuando he visto llorar a mis hijos. Jamás he hablado de mi separación y divorcio y no lo he hecho por mis hijos. Hoy y siempre lo más importante han sido mis hijos a los que respeto", expresó Carmen Borrego a Emma García.