María Teresa Campos es la nueva estrella de la urbanización de Aravaca a la que se ha mudado y fue objeto de un cariñoso recibimiento que le han hecho sus nuevos vecinos: "Al principio, estaban un poco abrumados, pero aseguran que están encantados. Además, el presidente de la comunidad le ha dado la bienvenida personalmente”, comentó Terelu en 'Viva la vida', muy contenta también porque como es lógico desea que su madre esté a gusto en su nueva vivienda.

Artículo recomendado

El mensaje de Lola Herrera a María Teresa Campos desde 'Sábado Deluxe': "Me da rabia"

El mensaje de Lola Herrera a María Teresa Campos desde 'Sábado Deluxe': "Me da rabia"

El presidente de la comunidad de vecinos estuvo especialmente cariñoso, le dijo que la iban a cuidar mucho, que estaban encantados de que estuviera en su urbanización y Teresa se emocionó mucho”, añadió Terelu.

María Teresa Campos ha abandonado ya definitivamente la impresionante mansión que tenía en Molino de la Hoz y se ha trasladado al municipio de Aravaca, concretamente a un edificio que dista tan solo 300 metros de donde vive Terelu y a unos 800 de donde vive su nieta Alejandra Rubio. En principio, María Teresa Campos iba a mudarse al mismo edificio en el que vive Terelu, pero los vecinos mostraron su disconformidad por miedo a perder su tranquilidad si constantemente tenían periodistas y cámaras de televisión a las puertas de su casa. Por eso es tan importante para María Teresa Campos que quienes son ahora sus vecinos la hayan recibido con los brazos abiertos.

Artículo recomendado

Jorge Javier Vázquez se moja sobre la polémica de Belén Esteban y Samanta Villar: "Lo quería decir"

Jorge Javier Vázquez se moja sobre la polémica de Belén Esteban y Samanta Villar: "Lo quería decir"

El nuevo piso de María Teresa Campos tiene cuatro habitaciones, salón, cocina, baño y terraza, con un total de unos 250 metros cuadrados. Además, la urbanización dispone de piscina comunitaria, gimnasio y zona deportiva.

Para Terelu, tener a su madre cerca de casa era muy importante, y eso que ya todos los domingos María Teresa Campos los pasa en casa de su hija. Todo el mundo sabe que las Campos son un clan, pese a las muchas diferencias y discusiones que tienen entre ellas, algo que, por otra parte, pasa en todas las familias.