"¡Vi la luz que ven los muertos!"

El 'sustazo' que se ha llevado Roi (OT 2017) en su último viaje en avión

El último viaje en avión que ha vivido el exconcursante del 'talent' ha sido de lo más accidentado

Roi OT
Roi Méndez

Más Sobre...

OT Operación Triunfo

1 de febrero de 2018, 13:59 | Actualizado a

En las ficciones de acción, hemos visto a estrellas de Hollywood enfrentarse en pleno vuelo con secuestradores, psicópatas, gremlins o serpientes en cabina. Aunque la aventura que ha vivido Roi de 'OT 2017' ha tenido elementos menos extraordinarios, ha aterrizado con las piernas temblando como gelatina. La razón: las fuertes turbulencias que han habido durante el vuelo y que le han dado el 'sustazo' de su vida. El 'extriunfito' ha explicado como un auténtico corresponsal de guerra cómo de movido ha sido el trayecto. Y, escuchando su relato a través de Instagram nos hemos rendido a sus dotes de narrador. Roi tiene una gracia brutal para contar anécdotas y esperamos que lo siga explotando.

Además de 'terroríficas', las situaciones que se han dado durante el viaje solo pueden describirse como surrealistas. El exconcursante de OT estaba que no salía de su asombro entre el traqueteo de las turbulencias y las reacciones de la gente a su alrededor. Básicamente, Roi no sabía sí echarse a llorar, hiperventilar o partirse de la risa con el resto de pasajeros. Y lo ha explicado todo con pelos y señales.

"¡Qué barbaridad! ¡Casi la palmo! Os juro que pensaba que moría. Vi la luz. !Vi la puta luz que ven los muertos!", eran sus alarmantes palabras nada más poner pie en tierra. Las turbulencias han sido más fuertes de lo que viene siendo habitual y el susto que llevaba en el cuerpo era considerable. "Me va a mil el corazón. 20 minutos así", confesaba desde su 'stories'.

Relacionado con esta noticia

El joven cantante, buscando calmarse, tomaba el pulso a los viajeros que tenía más cerca, pero todo se había ido de madre a su alrededor. Como muestra, la respuesta desubicadísima y surrealista de la pasajera sentada a su lado: "Yo como los árabes, en estos momentos miro al frente y lo que tenga que ser, será". Las palabras de la señora, evidentemente, le dejaban loquísimo, pero no le hacía perder el buen humor ni la ironía (total, había llegado a destino, que es lo importante): "¡Claro, es una señora con experiencia y me dice esto! ¿Cómo me voy a poner?".

El mejor momento ha sido en el que Roi demuestra el héroe de acción que lleva dentro, es cuando intercepta la mirada de un "niño desconsolado": "En vez de sonreírle para transmitirle que está todo bien, le miré a él como diciendo: ¡Sálvame, por Dios niño! Y el niño pues se puso triste...".

Roi ha admitido que, después de esta impactante experiencia, "valoro la vida más". Por suerte, Cepeda, su alma gemela, le esperaba en los estudios de Los 40 Principales para consolarle. Después de este relato estamos deseando coincidir en un vuelo con el compostelano.

Roi 04

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?