¡Sólo faltan horas para la gran noche! Lara Álvarez no puede estar más emocionada ante la que será su quinta final de 'Supervivientes'. Una edición que pasará a la historia no solo por ser la más extrema sino por llevarse a cabo en una situación mundial inédita a consecuencia del coronavirus.

La presentadora regresaba a casa antes de lo previsto y entre fuertes medidas de seguridad. Equipo y finalistas se encuentran confinados desde su llegada a España en un hotel de lujo situado en el norte de Madrid para poder cumplir con la cuarenta obligatoria antes de la gran final del reality.

Artículo relacionado

Al contrario que Jorge Pérez, Hugo Sierra, Ana María Aldón y Rocío Flores, la presentadora ha estado en contacto directo con familiares y amigos, y no ha dudado en compartir cómo está viviendo estos días de 'encierro' junto a todos sus compañeros. Ella misma compartía una imagen de lo más familiar junto a parte del equipo hace apenas unas horas dejando constancia que son una gran familia. "Foto finish", ha escrito la presentadora haciendo referencia a las últimas horas del concurso.

Si por algo se caracteriza Lara es por su carácter optimista e infinita sonrisa a pesar de las circunstancias y este día no va a ser menos. Aunque se desconoce si podrá personarse en el plató para comunicar junto a Jorge Javier Vázquez quién es el flamante ganador de la edición más larga de la historia no cabe duda que ocupará un lugar muy importante en la gala final.

A lo largo de los tres meses del concurso, la periodista nos ha regalado dos momentos muy emotivos y es que en pocas ocasiones la hemos visto emocionarse hasta el punto de derramar alguna lágrima. El primero junto a Elena Rodríguez al recordar cómo fue su terrible infancia y la segunda vez al despedirse de la palapa: "Volvemos a casa y ahora ha llegado el momento de luchar con ellos", relataba emocionada haciendo referencia a la pandemia.