Sara Carbonero se ha instalado en Madrid junto a Iker Casillas y sus hijos para recibir tratamiento para el cáncer contra el que va a batallar en los próximos meses. La periodista recibía el alta y ya se recupera en casa, tal como informaba desde sus redes sociales. De nuevo, su cuenta de Instagram se ha convertido en el canal que le sirve para comunicarse, su ventana al mundo en estos momentos difíciles.

La reportera de Deportes Cuatro ha compartido un nostálgico momento en blanco y negro que remite a un trabajo publicitario que le trae buenos recuerdos. Sara aparece en bañador, con pose serena en una instantánea tomada por el fotógrafo Pepe Lóbez. Estos días ha arrancado la campaña de trajes de baño para la que Sara es imagen, y ha sentido la necesidad de compartir un pequeño recuerdo de lo que fue participar en ella.

Artículo relacionado

"Sesiones bonitas 🖤", escribe junto a una imagen que ha generado un auténtico alud de comentarios de ánimo que, seguro, la han reconfortado en esta lucha que cuesta creer empezó hace poco más de una semana.

La presentadora fue operada el pasado martes 21 de mayo de un tumor maligno en un ovario. Unas difíciles circunstancias que daba a conocer también a través de su Instagram. "Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo", informaba.

Tal como ha podido conocer Lecturas, el tratamiento que necesita Carbonero para combatir la enfermedad será largo, por lo que han optado por la mejor opción: dejar Oporto con su familia e instalarse de nuevo en la capital.

Desde que fue operada, ha contado con el apoyo de su círculo íntimo, totalmente volcado con ella. Este duro revés llegaba justo veinte días después de que su marido, Iker Casillas, sufriera un infarto durante un entrenamiento con el Oporto.

Sesiones bonitas 🖤 . 📸 @pepelobez

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el