No puede más. Mila Ximénez ha decidido dar un paso al lado y poner freno tras varias semanas muy intensas. La colaboradora se rompía en directo en 'Sálvame' debido a la presión que sufre y a todo lo que se entrega a su trabajo diariamente. “Estoy muy cansada”, reconocía Mila. Ponerse siempre en primera línea y esforzarse al máximo hacen que sea siempre la que recibe y ya no puede más...

Artículo relacionado

“Sinceramente, me voy a quedar más en la retaguardia”. Mila Ximénez se rompía tras haber reconocido que siente cierta decepción con Belén Esteban después de haber vivido varios episodios con ella. La colaboradora ha hablado con su compañera y han quedado que hablarán y aclararán todo pero, eso sí, de forma íntima y privada. “La temporada ha sido muy larga”, aseguraba.

Ser sincera, directa y darlo todo cada día en plató en un precio altísimo que Mila paga continuamente. La colaboradora ha tocado techo y ha decidido alejarse un poco. “Todo el mundo grita, pero los únicos gritos son los de Mila”, confesaba entre lágrimas. “Se acabó el acting y se acabó todo. Ahora, perfil bajo y punto”. A la colaboradora no le compensa esta tensión, sobre todo por su salud.

El desencuentro que vivió con Lydia, la sensación que tiene con Belén y, sobre todo, los machaques que sufre. La colaboradora necesita respirar y recomponerse. Sin duda, el programa no será igual sin la presencia y la entrega de Mila. Claro que no es nada sencillo no llevarse todo esto a casa luego.