Lolita Flores se ha sentado en 'Sábado Deluxe' con los 62 recién cumplidos y las energías renovadas. Tras pasar unos meses muy complicados, sin poder ver a su hija Elena y a su nieto Noah, la artista empieza a recuperar las fuerzas y hasta tiene nuevos proyectos profesionales de lo más ambiciosos. "He llorado mucho, no me gusta la soledad", ha contado a Jorge Javier Vázquez este sábado.

Artículo relacionado

La hermana de Rosario Flores es una habitual del Deluxe, donde siempre se siente cómoda y da jugosos titulares, pero en esta ocasión no ha ocultado su pesar por no poder coincidir en plató con su amiga Mila Ximénez. Jorge Javier le ha preguntado por cómo vivió la noticia de la enfermedad de la colaboradora, que acaba de empezar su tratamiento contra un cáncer de pulmón inoperable. "Ella va a salir adelante, es una superviviente y sobreviviente", ha dicho Lolita convencida de que Mila saldrá del bache. "Mila ha pasado muchas cosas en la vida, nunca algo así, pero lo va a superar. Va a salir de esto, es muy fuerte", ha dicho.

Lolita Flores Mila Ximénez

Lolita Flores es amiga de Mila Ximénez desde hace más de 30 años y ambas se tienen un enorme cariño."Yo le he dicho que me llame para lo que quiera, a pesar de los enfados siempre la he querido mucho", ha dicho Lolita, que ha recordado con mucho cariño los años más dorados de Marbella. "Recuerdo a Mila Santana, a la Mila de Marbella... Ella siempre tan guapa y tan sexy, a mi hermano Antonio le encantaba Mila. Ella venía mucho a mi casa y hablaba mucho con mi padre, que era muy amigo de Manolo Santana", ha revelado la hija de Lola Flores.

"Cada vez que voy a Marbella entro y salgo llorando", ha contado recordando esos años de fiestas y amistades en la localidad malagueña: "Allí pasé mi infancia, mi niñez, mi pubertad...".