Desde que regresó de ‘Supervivientes’ Rocío Flores no deja de cuidarse. Su paso por el programa supuso un antes y un después en su vida. En el reality, la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco perdió dieciséis kilos. Un cambio más que notable que continuó tras regresar del concurso. Desde entonces ha mantenido su figura y se ha sometido a diferentes tratamientos. Rocío ha llevado a cabo diferentes cuidados estéticos y de belleza que suma cada día a looks con los que sabe sacarse partidazo. Hace solo unos días mostró el antes y el después de su rostro tras someterse a una bichectomía, una cirugía con la que se extirpa el tejido graso del rostro. Con esta intervención ha logrado resaltar sus pómulos. Y no es el único cambio que ha llevado a cabo en su rostro. Ahora suma uno más.

Artículo relacionado

Rocío Flores ha compartido con sus seguidores su visita a su clínica dental, donde ha comenzado con un tratamiento de ortodoncia invisible. Ya hace unos meses mostró su intención de someterse a él, y ahora por fin se ha decidido. Así que durante las próximas semanas, la ‘influencer’ tiene que llevar casi todo el día las férulas de Invisalign y estar pendiente de cambiárselas cuando su odontólogo le indique. La hija de Antonio David Flores busca así mejorar su sonrisa y continuar con estos cambios que le hacen sentirse mejor con ella misma. Además se suma a la lista de famosas como Anita Matamoros que ya han probado este tratamiento de ortodoncia invisible.

Rocío Flores

Rocío Flores en su visita a la clínica dental.

Instagram @rotrece

Rocío Flores vuelve a demostrar que la reflexión que hizo hace unos días de su paso por ‘Supervivientes’ es toda una realidad. “Ya no es que sea una persona nueva físicamente”, comentó. Algo a lo que añadió que “psicológicamente alucinaríais del crecimiento personal que me enseñó esta experiencia”. Un crecimiento del que suele dar buena cuenta en sus redes sociales, demostrando que es feliz, que continúa con su formación, que no tiene ganas de polémicas y que hace lo que considera necesario para sentirse bien.